Inversión

En Europa, los bancos tienen la última palabra

Todavía se espera un aumento de los beneficios del 0,5% este año para las empresas europeas que forman parte del Dow Jones Stoxx 600, según los datos de consenso recopilados por Oddo Securities. Sin embargo, todo hace pensar que este porcentaje se tornará en negativo con el paso del tiempo, al igual que ha ocurrido con las expectativas de resultados del pasado ejercicio.

A comienzos de 2008, se esperaba que el beneficio por acción de las empresas del índice se incrementara en el año más de un 10%, y ahora mismo la caída roza el 17%. 'Seguimos pensando que el consenso es aún demasiado optimista y que en 2009 se podrán ver caídas del beneficio por acción de doble dígito y, probablemente, superiores al 20%', advierte Pablo García, director de renta variable de Oddo Securities. Eso sí, este experto destaca que las Bolsas ya han descontado caídas más intensas: 'Si finalmente los beneficios se quedan como están, el mercado debería subir'.

Del mismo modo, Manuel Arroyo, director de inversiones de JPMorgan Asset Management, advierte que las expectativas seguirán reduciéndose. En el Euro Stoxx 50, las previsiones de beneficio para este año se han reducido un 26,8% en los últimos 12 meses.

'Los sectores cíclicos probablemente vayan a peor, pero al menos no contemplan crecimientos de los beneficios este año ... En cambio, el sector bancario está descontando una espectacular recuperación, algo que parece vulnerable', explica en un informe Karen Olney, analista de Merrill Lynch. En cualquier caso, si se cumplen estas expectativas de recuperación, sí será posible ver una mejoría de las cuentas. Las automovilísticas, después de lo que ya sufrieron el 2008, son las que peores expectativas acumulan de cara a este ejercicio, pues se espera que sus beneficios caigan más de un 47%.