Concentración

Los cinco grandes bancos de Brasil copan ya dos tercios de los activos financieros

La concentración de los activos en manos de los cinco mayores bancos brasileños ha subido desde el 52,32% del total, a finales de 2007, hasta el 65,72% un año después, según el Banco Central.

El fuerte aumento de la concentración obedeció a las diferentes fusiones anunciadas durante 2008, y a que los grandes aumentaron su 'musculatura' financiera.

De acuerdo con los datos del Banco Central, los cinco mayores bancos brasileños en diciembre de 2007 por volumen de activos eran: Banco de Brasil (estatal), Bradesco, Itaú, Caixa Económica Federal (estatal) y Banco Real.

Los cinco contaban con activos que sumaban cerca de 1,3 billones de reales (unos 557.939,9 millones de dólares al cambio actual) y que equivalían al 52,32% del total del sistema financiero. De ese total, Banco de Brasil acaparaba el 16,1% de los activos, Bradesco el 13,9%, Itaú el 13,5%, Caixa Económica Federal el 10,5% y Real el 6,5%.

En 2008, sin embargo, Itaú adquirió Unibanco y se convirtió en el mayor banco de Brasil y de toda América Latina; Banco de Brasil adquirió el también estatal Nossa Caixa, y el grupo español Santander se quedó con Real y pasó a ocupar el cuarto puesto en el país.

Tras estas operaciones, los cinco grandes pasaron a tener 2,04 billones de reales de activos (unos 875.536,5 millones de dólares al cambio actual), que suponen el 65,72% del total.