Para evitar el colapso

Paulson recomienda la nacionalización de Fannie Mae y Freddie Mac

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, dijo hoy que el Gobierno de Estados Unidos debe replantearse su participación en el mercado inmobiliario y los subsidios que otorga a la compra de viviendas.

En un discurso en el Club Económico de Washington, Paulson pidió una reforma de Fannie Mae y Freddie Mac, los gigantes inmobiliarios que el Gobierno intervino el año pasado para evitar su colapso.

Esas empresas, creadas por el Congreso, tenían accionistas que se lucraban de sus negocios, pero al mismo tiempo gozaban de una garantía solapada de que si algo pasaba con ellas, el Gobierno saldría a ayudarlas.

Esa impresión del mercado se cumplió cuando la crisis inmobiliaria las golpeó y el departamento del Tesoro decidió que dejarlas hundirse crearía un pánico financiero.

Paulson señaló hoy que volver al modelo antiguo para esas dos compañías "no es una opción".

El secretario del Tesoro dijo que el Gobierno debe plantearse "qué papel en general, y estas entidades en particular, deben jugar en el mercado inmobiliario".

Su recomendación es que las autoridades nacionalicen a Fannie Mae y Freddie Mac de forma permanente o salgan totalmente del negocio de la vivienda.

"Cualquier término medio es una fórmula para otra crisis", alertó Paulson.

El secretario del Tesoro también afirmó que el Gobierno debe evaluar el nivel de subsidios, como desgravaciones fiscales y ayuda con las hipotecas, que otorga a los estadounidenses para fomentar la compra de la vivienda.

Paulson dijo que esos beneficios podrían haber contribuido a la burbuja inmobiliaria.