Naval

Los astilleros consideran superada la amenaza asiática

Los astilleros españoles y el sector marítimo en general cuentan con la solidez suficiente para afrontar la crisis económica y pueden dar por superada la amenaza que suponen sus rivales asiáticos, según el presidente del Clúster Marítimo Español, Miguel Pardo.

El sector marítimo español está muy bien preparado para hacer frente a la nueva situación de la economía mundial. La aguantará mejor que nadie. La crisis sólo va a servir para despachar a las malas empresas del mercado', subraya Miguel Pardo Bustillo (Madrid, 1943) en una entrevista con CincoDías.

Este ingeniero naval con más de 40 años de experiencia en el sector marítimo es, desde el pasado mes de septiembre, el presidente del Clúster Marítimo Español (CME), que agrupa a 46 empresas, entidades y asociaciones relacionadas con el mar que van desde astilleros como Construcciones Navales del Norte, navieras como Knutsen o Trasmediterránea y bufetes como Clifford Chance y Lovells hasta ingenierías y tecnológicas como Indra y Sener o bancos como el Santander.

Pardo defiende la solidez del sector marítimo español en un momento complicado y destaca su potencial. 'En estos momentos es el sector industrial más fuerte de España, incluso por encima del de las tecnologías de la información y la comunicación', afirma. Según los datos que maneja el CME, el sector supone el 3,2% del PIB nacional y genera 450.000 empleos directos. De forma inducida, su peso sobre la economía llega al 7% y al millón de puestos de trabajo.

Como ejemplo de esta solidez cita a los astilleros españoles, capaces de acometer un duro proceso de reconversión y de situarse en la actualidad entre los líderes de la construcción de barcos con mayor valor añadido. 'La amenaza asiática está superada y los astilleros cuentan con una cartera de pedidos sólida para los próximos tres o cinco años', apunta.

No obstante, advierte de que las empresas pueden empezar a tener problemas de circulante para pagar nóminas o a proveedores si se mantiene la restricción del crédito. Y admite que la situación por la que atraviesan las navieras es más complicada por el desplome de los fletes al contraerse el comercio mundial, 'donde está la clave, ya que en un 80% se realiza por vía marítima'.

En cualquier caso, Miguel Pardo tiene claro que el sector marítimo nacional tiene asignaturas pendientes que superar, en las que ya está trabajando el CME. Por un lado, está el reto de que las empresas consigan una mayor proyección internacional. 'Tienen que salir fuera y competir mejor', enfatiza. Por otro, añade, hay que seguir haciendo una apuesta de futuro con mejoras en formación e investigación.

Integración con sus homólogos latinoamericanos46

Unos de los objetivos del Clúster Marítimo Español (CME) es la creación de una red de clústeres conjunta con países latinoamericanos y Portugal. Una idea que podría cristalizar este mismo año 2009 en un congreso de integración en Cádiz y que permitiría a los socios contar con un mayor peso a la hora de negociar con las instituciones europeas.

Miguel Pardo desvela que ya han mostrado su interés por participar en esta iniciativa países como Brasil, Panamá, Uruguay y El Salvador.

El presidente del CME también se ha fijado como meta incorporar 50 socios más a lo largo del ejercicio, para cerrar 2009 con un centenar de integrantes. Las próximas incorporaciones pueden ser dos empresas del negocio de la alimentación: Calvo y Pescanova. La ampliación se hará tratando de mantener el equilibrio entre todos los sectores que participan en el clúster. En este sentido, tratará de potenciar la presencia de compañías y entidades relacionadas con la pesca y la marina de recreo, áreas en las que ahora existe un déficit. También se tratará de abrir la organización este año a Navantia y a las empresas que trabajan para la Armada.

Otra de las tareas que asumirá el CME será la de integrar y dar voz a los clústeres marítimos regionales en España. 'Queremos apoyar que las diez comunidades autónomas con costa tengan su propio clúster', avanza Pardo, que recuerda que la Comunidad de Madrid también está promoviendo el suyo.

'Los clústeres nacionales no vamos a anular a los regionales ni vamos a quitar protagonismo a los socios o a asociaciones sectoriales. Nuestro trabajo es más horizontal', precisa, y añade que el CME quiere ser una referencia sectorial como Exceltur lo es en el turismo.