Pronóstico

La gran distribución prevé descuentos de hasta el 90% en las rebajas textiles

Las grandes cadenas de distribución rebajarán los precios textiles hasta un 90% al final de la campaña de rebajas que acaba de iniciarse. La patronal del sector, Anged, asume que sus márgenes se han visto perjudicados por la contención de precios. Sin embargo, asegura haber registrado un crecimiento de sus ventas en la campaña navideña.

Escaparate con anuncios de rebajas en el centro de Madrid.
Escaparate con anuncios de rebajas en el centro de Madrid.

Aunque los carteles de descuentos llevan semanas colgados en los principales establecimientos, es ahora cuando los grandes grupos dan el pistoletazo de salida a la campaña de rebajas de invierno. Y la gran distribución se muestra 'razonablemente optimista' de cara a recuperar las ventas dañadas por la crisis.

Las previsiones de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) pasan por alcanzar más de 10 millones de clientes durante los primeros días del periodo de descuentos, según explicaba ayer la patronal que agrupa a a cadenas como El Corte Inglés, Fnac, Cortefiel o Alcampo.

El inicio de las rebajas ya se ha producido en la mayoría de enseñas comerciales, pero algunas (como El Corte Inglés o Inditex) las empezarán mañana, una vez hayan concluido las fiestas navideñas. Los recortes de precios podrán prolongarse hasta el próximo 28 de febrero.

Un periodo de dos meses con el que el comercio debe solventar una temporada marcada por una caída de ventas que el sector ha llegado a cifrar de hasta el 15% en comparación con el año anterior. Para recuperar sus ingresos, las empresas vinculadas a Anged prevén rebajar sus precios textiles entre un 50% y un 70%.

Sin embargo, al final de la campaña, las rebajas podrán ser mucho mayores y alcanzar hasta el 80% o el 90% en el caso de las prendas de moda. Mientras, otras gamas de productos (como los vinculados al hogar) tendrán menores descuentos, ya que se situarán entre el 10% y el 20%. Por ello, Anged aseguraba que la rebaja media de precios rondará el 40%.

A pesar de los efectos de la crisis, la patronal de la gran distribución atribuye su optimismo a la positiva evolución de la campaña navideña. Aunque aún carece de datos definitivos, cree que los primeros indicios muestran un incremento tanto en el volumen de ventas como en la afluencia de visitantes a sus tiendas en comparación a la Navidad de 2007. Sin embargo, la patronal del comercio sí reconoce una reducción del beneficio de las compañías a las que representa. 'Las empresas vienen haciendo en los últimos meses un importante esfuerzo de contención de precios, aun a costa de sus márgenes', explicaba Anged.

También el pequeño comercio se ha visto perjudicado por la situación económica. El secretario general de la Confederación Española de Comercio, Miguel Ángel Fraile, aseguraba ayer que la campaña de Navidad se ha cerrado con una caída de ingresos de entre el 5% y el 10%, debido a la rebaja de precios con la que han tratado de incentivar el consumo. Además, apuntaba que, en el caso del pequeño comercio, la rebaja media se situará entre el 40% y el 50%.

Pero las dificultades del comercio no sólo se producen en España. El sector de la distribución británico acaba de cerrar el peor trimestre en tres años, en lo que ha caída de ventas se refiere. El 27% de las compañías de distribución han visto disminuir sus ingresos, según la firma Grant Thornton. De hecho, una de las cadenas más emblemáticas de la isla, Woolworths, va a echar el cierre al no encontrar ningún inversor que le ayude a recuperar la estabilidad financiera, ya que su deuda alcanza los 415 millones de euros. Y no es la única. La cadena Childrenswear va a cerrar 111 de sus 271 establecimientos, después de declararse la pasada semana en suspensión de pagos. La firma seguirá operando a través de 160 locales, que serán administrados por PricewaterhouseCoopers a la espera de encontrar un comprador.

En total, a lo largo de 2008, hasta 20 cadenas británicas han pasado a estar controladas por administradores y el sector estima que están en peligro alrededor de 30.000 empleos y unas 800 tiendas, según la patronal británica.

El gasto medio se reducirá un 15%

En tiempo de crisis los españoles gastarán un 15% menos en las rebajas que en la campaña de 2007, según señalaba ayer la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI).

Cada español gastará una media de 106 euros entre el 7 de enero y el 28 de febrero. Una cifra que supondría la segunda caída consecutiva, ya que el consumo en las rebajas de invierno de la temporada 2007-2008 se redujo en un 3%.

La presidenta del FUCI, Agustina Laguna, considera que este retroceso se debe a que el alza de los precios de los servicios básicos, unido a los gastos extra durante la celebración de las fiestas navideñas, 'tienen muy debilitada la economía de los consumidores, que tienen que hacer malabarismos con su sueldo para poder llegar a fin de mes'.

La estimación de FUCI apunta a que madrileños (con 120 euros) y catalanes (con 114) serán los que más dinero desembolsen, mientras que Castilla-La Mancha (con 94 euros) y Canarias (99) serán las comunidades autónomas con menor gasto medio durante las rebajas.