Retrasos en Barajas

AENA niega que haya conflictos con los controladores aéreos

La Directora de Navegación Aérea, Carmen Librero, ha asegurado hoy que no hay ningún conflicto abierto con los controladores y ha señalado que AENA está tomando medidas para adaptar su capacidad productiva a la demanda, lo que "puede producir algún ruido".

Varios viajeros miran los paneles de información de sus vuelos en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas (Madrid)
Varios viajeros miran los paneles de información de sus vuelos en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas (Madrid)

Librero ha anunciado que, "por responsabilidad y porque se hace siempre", Navegación Aérea confirmará la certeza de las bajas médicas que presentaron el pasado viernes 8 de los 23 controladores aéreos que tenían previsto trabajar en la torre de Barajas.

La máxima responsable de Navegación Aérea ha manifestado que se trató de cubrir estas bajas sin lograrlo, por lo que hubo que reducir la capacidad operativa de Barajas a dos de sus cuatro pistas, lo que provocó retrasos en los vuelos.

Carmen Librero ha recordado que la crisis del sector aéreo está siendo muy dura desde hace unos meses, por lo que AENA está tomando medidas para que su impacto sea el mínimo en el sentido de adaptar la capacidad productiva a la demanda.

En este sentido, ha dicho a Efe que "los seres humanos somos reacios al cambio y como siempre que se adoptan nuevas medidas hay dificultades para su aplicación y eso puede producir algún ruido".

Continuas negociaciones

La directora de Navegación Aérea ha manifestado que su departamento está en continuas negociaciones con los controladores, representados por la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), que agrupa a más del 95% de los 2.450 trabajadores españoles.

Según Librero, estas negociaciones están abiertas desde julio de 2007, fecha en la que se acordó prolongar el acuerdo sobre sus condiciones laborales durante un año, momento en el que el pacto se renovaría automáticamente salvo que se hubiera llegado a otro más amplio o fuera denunciado por alguna de las dos partes.

También el USCA negó este fin de semana que haya abierto algún conflicto con AENA, aunque responsabilizó al organismo público de los problemas operativos que se registraron debido a la "imprevisión y a la falta de una gestión adecuada de los recursos disponibles"

Sobre las negociaciones con AENA, USCA aseguró que "aún teniendo denunciado el Convenio Colectivo, todavía no se han iniciado las conversaciones" con el gestor de los aeropuertos españoles.

También fuentes del Ministerio de Fomento confirmaron hoy a Efe que la presidenta de AENA, solicitó, a petición propia, su comparecencia en el Congreso para explicar lo sucedido estos días en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

Sobre la fecha de su comparecencia señalaron que corresponde a la Cámara Baja fijar el día de su asistencia.