Demanda

Los accionistas minoritarios de Itínere se quejan ante la CNMV

Tras ver rechazada una demanda contra Luis del Rivero en su condición de presidente de Sacyr, primer partícipe de Itínere, medio centenar de accionistas minoritarios de la gestora de infraestructuras han remitido sus quejas tanto a la CNMV como al Gobierno.

Estos inversores, propietarios de unas 750.000 acciones, denuncian un 'incumplimiento' de las promesas de Itínere al regulador. Una situación que, en su opinión, les ha causado un serio perjuicio económico.

Los afectados recuerdan que la empresa se comprometió a tener un capital flotante de 'al menos el 12% de su capital social' antes del 31 de diciembre de 2008, desde el actual 1,74%. Una declaración de intenciones que, pese a un intento de colocación en Bolsa, no se ha materializado.

También ponen de manifiesto que Itínere no informa regularmente a sus partícipes y que ha firmado un contrato de liquidez con Credit Agricole Chevreaux 'sin autorización de la junta de accionistas', pese a que argumenta tener luz verde de la asamblea.

En el comunicado demandan a la CNMV que vele 'realmente' por los accionistas minoritarios. En este sentido, persiguen que el regulador exija una opa de exclusión, 'a la que Itínere se había comprometido por dos veces consecutivas', en los mismos términos 'en que se tendría que haber realizado la primera de esas opas'.

La intención de este grupo de accionistas es acceder a las condiciones en que han podido vender las cajas vascas presentes en el accionariado de Itínere (BBK, Kutxa y Vital). Eso implica desinvertir por encima de nueve euros por acción y no a los 3,73 euros en que cotiza actualmente la filial de Sacyr.

Días atrás el grupo que preside Del Rivero llegó a un acuerdo para la venta de Itínere con Citi, Abertis y Atlantia por 7.887 millones, con lo que rebajará su deuda hasta los 12.476 millones.