Coyuntura

El Banco de España prevé acabar el año con la economía en recesión

El último informe del Banco de España certifica lo que ya han pronosticado multitud de instituciones nacionales e internacionales: la economía entrará en recesión en el último trimestre del año. Un extremo con el que el ministro de Economía de Hacienda, Pedro Solbes, también se muestra de acuerdo. La entidad supervisora cree que los indicadores apuntan a 'una continuación del patrón de deterioro de la actividad' en este trimestre, lo que, según Solbes, 'refleja un sentimiento que todos tenemos, y es que el cuarto trimestre pueda ser de crecimiento negativo'. Economía, en su último informe publicado hace unos días, también apuntó a una 'acentuación del debilitamiento de la actividad' respecto al tercer trimestre, cuando la economía ya se contrajo el 0,2%.

Si se confirman estas previsiones de un nuevo empeoramiento; y teniendo en cuenta que una economía entra en recesión técnica cuando registra dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, España estaría en esa situación con la llegada del nuevo año. El Banco de España explica que la caída de la inversión en bienes de equipo se ha 'intensificado' por la debilidad de la demanda, y todo ello 'en un contexto en el que la evolución de las condiciones de financiación está contribuyendo a desalentar los procesos de gasto empresarial'.

También analiza el retroceso de las exportaciones de bienes en octubre y el 'acusado descenso' de las importaciones en el mismo mes, que llevaron a una 'intensa corrección del déficit comercial como consecuencia de la 'sustancial mejora' del déficit no energético. No obstante, considera que la aportación de la demanda exterior al crecimiento del PIB en España registrará una 'notable mejoría' este año.

La entidad apunta también a una pérdida de dinamismo de los servicios, reflejado en el empleo que genera el sector y en su indicador de confianza, que retrocedió 'fuertemente' en noviembre tras experimentar una leve mejoría en octubre.

Además, el déficit será más elevado. Solbes ha reiterado que espera que cierre el año en el 3%.

Negras perspectivas de los empresarios vascos

La patronal vasca Confebask estimó ayer que la economía de Euskadi crecerá tan sólo un 0,6% en 2009 (este año superará el 2%), en la evolución más baja desde la anterior crisis de 1993. La comunidad cerrará 2008 con 10.000 nuevos puestos de trabajo y una tasa de paro del 3,6%. Para el próximo ejercicio, Euskadi destruirá empleo por primera vez en tres lustros y el desempleo repuntará al 5,7%. El Gobierno de Vitoria aprobó un fondo de apoyo a inversiones empresariales. Subvencionará con 20 millones una docena de proyectos que supondrán un desembolso de 70 millones.