Retribución al accionista

Eléctricas y energéticas acaparan la mitad de la lluvia de dividendos en enero

La fortuna sonríe a los accionistas de empresas eléctricas y energéticas, las más generosas a la hora de retribuir a los inversores. Estas compañías van a repartir cerca de 2.000 millones de euros en dividendos durante el próximo mes de enero.

Enero es el mes de las rebajas, de los propósitos de año nuevo y también del aluvión de dividendos. La crisis económica, de momento, parece que no va a acabar con esto último. Y es que las empresas cotizadas repartirán cerca de 3.000 millones de euros durante el primer mes del año.

Los accionistas de eléctricas y energéticas son los más afortunados del parqué ya que estas compañías serán las más generosas a la hora de retribuir al accionista. De la cuantía total que se repartirá en las próximas semanas, estas empresas van a distribuir algo más de 1.900 millones de euros, más de la mitad.

Parece que de momento la crisis no ha llevado a la empresas a recortar la retribución a sus accionistas, aunque algunas entidades han anunciado que no tiene previsto incrementarla, con lo que los accionistas podrán ver mitigadas en parte las caídas bursátiles con las que se despedirá 2008.

Iberdrola estrenará la temporada de dividendos el día 2 de enero con el reparto de 0,143 euros brutos por acción, lo que supone un incremento del 24,35% con respecto al del año pasado y eleva la cantidad total hasta los 715 millones de euros brutos.

El mismo día, Red Eléctrica de España (REE) abonará 0,4487 euros brutos por acción, que supone un total de unos 59,5 millones, mientras que Unión Fenosa distribuirá 0,28 euros por título, un 35,48% más que el dividendo pagado en el ejercicio anterior, con lo que en conjunto repartirá 255,9 millones.

El próximo 15 de enero, Repsol YPF distribuirá 641 millones, que supondrá 0,525 euros por acción, un 5% más que hace un año. Por su parte, Gas Natural y Enagás distribuirán 214 y 62 millones de euros respectivamente.

Elecnor y FCC, por su parte, repartirán un día después 0,05 euros y 0,79 euros brutos por acción, respectivamente, que supondrán un importe total de unos 4,5 millones y 100,5 millones en cada caso.

Los bancos no se quedan atrás. El día 12, será el turno de BBVA. El banco presidido por Francisco González repartirá un dividendo bruto de 0,167 euros por cada acción en circulación, lo que elevará el total a unos 625 millones de euros.

A finales de mes, el día 27, será el turno de ACS, que abonará 90 céntimos de euros, hasta un total de 301,8 millones de euros, seguida de BME, que el día 29 entregará 0,98 euros por acción, lo que supondrá un importe total de 82,13 millones, y de Técnicas Reunidas, que el día 31 distribuirá 0,64 euros por acción, un 42,2% más, hasta un importe total de 35 millones de euros.

En febrero será el turno de Banesto, que el día 2 repartirá un dividendo bruto de 0,132 euros, hasta un importe total de 90,7 millones, mientras que Vidrala abonará el día 16 0,3604 euros brutos por acción, hasta elevar el importe total a los 8,19 millones de euros.

Por su parte, Ebro Puleva distribuirá 0,36 euros por acción, a abonar trimestralmente a lo largo de 2009 en pagos de 0,09 euros, que se efectuarán el 2 de abril, el 2 de julio, el 2 de octubre y el 22 de diciembre, hasta 55,39 millones.

Los dividendos han crecido en 2008

La retribución total al accionista, incluyendo dividendos y devolución de aportaciones, asciende hasta noviembre de este año a 27.131 millones de euros y ha crecido un 16,5 % respecto al año anterior, según datos del Informe de Mercados 2008 publicado por Bolsas y Mercados Españoles (BME).

Los dividendos suponen un 98 % de la retribución total al accionista. Bancos y Eléctricas han contribuido con 8.744 y 4.268 millones de euros respectivamente. Estos dos sectores, junto con el de telecomunicaciones, que distribuye en este período 4.262 millones de euros, pagan en conjunto a sus respectivos accionistas el 65% de los dividendos abonados por todas las compañías cotizadas en la Bolsa española.

"El crecimiento de la retribución es significativo en un ejercicio tan complejo y negativo en términos de cotizaciones como es el 2008 y refleja el esfuerzo de las compañías cotizadas por trasladar los buenos resultados a sus accionistas", según explica BME en su informe. El análisis sectorial de los dividendos pagados hasta noviembre por las empresas que negocian sus acciones en el mercado español es positivo en todos los sectores a excepción de las empresas de Materiales Básicos y Construcción, que pagan en conjunto un 4% menos que el año anterior.

El sector que más sube su retribución este año es el de Tecnología y Telecomunicaciones, un 32% más que el año anterior, con Telefónica como valor principal que ha elevado la retribución un 35%. La agresiva política de remuneración de la operadora de telecomunicaciones combina el aumento de dividendo con programas de recompras de acciones. En el sector Petróleo, que ha abonado a sus accionistas un 16% más que el año anterior, destaca Repsol que, con 1.220 millones de euros distribuidos, paga a sus accionistas un 39% más que el año anterior. Entre las compañías eléctricas destaca Unión Fenosa, que paga un 55% más que el año anterior, y Red Eléctrica, que incrementa su dividendo a cuenta en un 18,75%. Iberdrola, por su parte, destina un 26% más a dividendos.

Los bancos cotizados han repartido a sus accionistas 8.744 millones de euros hasta el 30 de noviembre y aumentan sus dividendos un 17% respecto al mismo período del año anterior. Destacan Banco Santander, que ha aumentado su dividendo un 23%, y Banco Popular, que aumenta un 20%.

Entre las novedosas políticas de remuneración acometidas por las empresas en 2008 destaca Renta 4, cuyos accionistas podrán reinvertir su dividendo en acciones de la propia entidad de manera permanente, sin coste ni gasto alguno para el accionista. La reinversión de cada dividendo se producirá el quinto día bursátil hábil a partir del abono del último pago con cargo al ejercicio en cuestión y la compra de títulos se hará con el importe neto, según recuerda BME. Asimismo, el accionista podrá indicar el porcentaje de sus dividendos que desea se destine a la reinversión en acciones Renta 4, siendo el 100% el porcentaje que se considerará por defecto. La compañía también ha aprobado en su última junta el reparto de un dividendo en forma de acciones de BME que Renta 4 mantenía en su cartera. La compañía de seguros Mapfre, que abonó a sus accionistas 187 millones de euros el 29 de noviembre a cuenta del ejercicio 2008, realizó el 29 de octubre de este año una ampliación de capital de 2.744 millones de euros con el objetivo de ofrecer a sus accionistas la posibilidad de reinvertir su dividendo en estas acciones nuevas de la compañía.