Previsiones de Caixa Catalunya

El ajuste en la construccion provocará una caída del empleo del 4,6% en 2008

El empleo en España caerá el 4,6% respecto a la cifra con las que se finalizó el año 2007, que fueron de 20,3 millones de personas ocupadas, sólo por el desempleo provocado por la contracción en la construcción, según el 'Informe sobre la coyuntura económica' que publica Caixa Catalunya.

Esta "destrucción de empleo", según el estudio, se producirá cuando se hayan acabado las viviendas que se iniciaron en 2007, el momento del cenit del sector promotor residencial, cuando se empezaron más de 660.000 viviendas, una cifra récord en la historia de España.

Esto supone un ajuste en la ocupación del 4,6%, o lo que quiere decir, más de 900.000 personas. De esta cifra, en el próximo año Caixa Catalunya considera que se destruirán cerca de 290.000 puestos de trabajo en la construcción el próximo 2009.

Esta destrucción de empleo tendrá un efecto muy negativo sobre el consumo privado, para el que se espera una contracción del 0,1% en 2008 y una caída del 2,3% en 2009.

Las provincias más castigadas por esta pérdida de empleo en términos porcentuales serán, según el estudio, Almería, con una bajada del 12,8% -39.000 empleos- y Ávila, con un descenso del 10,4% -7.000 empleos-.

Les siguen cinco provincias muy marcadas por el 'boom' de la segunda residencia, precisamente el sector donde ahora está costando más dar salida a las promociones terminadas.

Se trata de Castellón, que caería un 9% -24.000 empleos-; Murcia, con una bajada del 8,6% -54.000 empleos-; Tarragona, con un descenso del 8,4% -31.000 empleos-; Lleida, con un recorte del 7,9% -16.000 empleos- y Alicante, que caería un 7,5%, lo que supondrán 59.000 empleos menos de los que había en 2007.

Lleida no tiene costa, pero al ser provincia pirenaica ha registrado la construcción de mucha segunda residencia vinculada al turismo de invierno, igual que otra provincia que registra una fuerte caída, Segovia (-7,4%), a causa de lo que ha crecido la construcción de vivienda en su territorio por su cercanía con Madrid.

"Las provincias con áreas de segunda residencia son las que muestran una mayor exposición potencial al cambio de fase cíclica en el sector inmobiliario", señala el estudio de Caixa Catalunya.

Esto supondría que en dos años se destruyese "un 34% de la ocupación del sector", según el estudio, que justifica una cifra tan grande por "la combinación de una fuerte caída en la demanda y la finalización de un volumen considerable de viviendas".

Hay que recordar que al cierre de 2007 "hasta en 17 provincias se había triplicado el ritmo de construcción de nuevas viviendas" entre 1997 y el 2007, un 'boom' que ahora se ha convertido en 'crack'.

En el ránking de crecimiento desmesurado en ese período el premio se lo lleva Lugo, que con casi 8.000 viviendas comenzadas en el 2007 multiplicaba por 15 las cifras de diez años antes.

Otras provincias españolas también han vivido en esa década crecimientos desmesurados, como es el caso de Almería, con un aumento del 557%, y Toledo, con un 536% más.

Este ajuste en la construcción de vivienda se refleja en las cifras entre junio del 2007 y junio del 2008, cuando se habían iniciado un total de 413.298 viviendas, lo que supone una caída del 37,8% en comparación con las que se habían construido en el mismo período de 2006.

Las provincias donde más está cayendo la construcción de vivienda nueva son Tarragona (-58%), Barcelona (-55%), Málaga (-55%), Sevilla (-53%) y Huelva (-53%).