Estadística

La economía francesa sube un 0,1% en el tercer trimestre y evita una recesión técnica

La economía francesa creció el 0,1% en el tercer trimestre del año, después de haber caído el 0,3% en el segundo, confirmó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE), con lo que Francia evita desde el punto de vista técnico la recesión por ahora.

El incremento del Producto Interior Bruto (PIB) entre julio y septiembre se debió en gran medida a una recuperación del consumo (+0,2% tras su estancamiento entre abril y junio), explicó el INSEE en un comunicado.

También aportaron un efecto positivo (en concreto una décima del PIB) las variaciones de existencias de las empresas, que habían supuesto un empuje de tres décimas en el segundo trimestre.

Por el contrario, el saldo comercial exterior supuso una rebaja del PIB de una décima por el efecto del aumento de las importaciones (+1,7%) a un ritmo superior del de las exportaciones (+1,4%).

Según las proyecciones del INSEE, si la economía francesa se estancara en el cuarto trimestre, 2008 terminaría con una progresión del PIB del 1%.

No obstante, los expertos del instituto en su información trimestral de coyuntura publicado el pasado día 19 aventuraban que en los tres últimos meses del año el PIB retrocedería el 0,8%, con lo que el crecimiento en el conjunto de 2008 se limitaría al 0,89%.

También avanzaban que en el primer trimestre de 2009 la economía seguiría a la baja, en concreto con una pérdida del 0,4%, con lo que desde el punto de vista técnico entraría en recesión.

Sólo en la primera mitad del año próximo estiman que la caída acumulada de la economía francesa será del 1,1%.

El Gobierno francés, por su parte, sostiene que en 2009 la economía progresará entre el 0,2% y el 0,5%.