Acuerdo

Nozar y Reyal Urbis pactan finalizar el contrato de venta de acciones de Colonial antes del 31 de marzo

Nozar y Reyal Urbis han alcanzado un principio de acuerdo para la terminación 'amistosa' antes del 31 de marzo de 2009 del contrato de compraventa de acciones de Inmobiliaria Colonial que ambas sociedades firmaron hace poco más de un año, a cambio de una compensación para Reyal Urbis superior a los 70,4 millones de euros.

La inmobiliaria presidida por Rafael Santamaría indicó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que recibirá a cambio una compensación superior a los 70,4 millones de euros, previo al cumplimiento de determinadas condiciones.

Ambas sociedades acordaron hace unos días ampliar hasta el 29 de diciembre las negociaciones respecto al pago de los cerca 200 millones de euros que Nozar debe a Reyal Urbis por las acciones de Colonial que compró a la inmobiliaria de Rafael Santamaría el 14 de diciembre de 2007.

Del importe total de la transacción (225,65 millones de euros) se abonó un pequeño importe al contado en el momento del acuerdo y se convino pagar el grueso (unos 200 millones) un año después.

La otra empresa que compró a Reyal acciones de Colonial en diciembre de 2007, Global Cartera de Valores, ha presentado concurso de acreedores ante la perspectiva de no poder hacer frente al pago, que en su caso ronda los 68 millones de euros.

La operación origen de los actuales pagos data de finales de 2007. Entonces, Reyal Urbis vendió la participación del 5,37% que tenía en Colonial a Nozar y a Global Cartera de Valores por un importe total de 300,87 millones de euros.

El precio de venta pactado en aquel momento fue de 3,4181316 euros por cada título de Colonial. Este precio estaba entonces un 5,17% por debajo del de mercado.

En concreto, Global Cartera de Valores se comprometió a comprar un 1,34% de Colonial (entonces representativo de 22 millones de acciones) por unos 75,19 millones de euros. En la actualidad, ostenta los derechos políticos de esta participación, con lo que controla un 7,9% del capital de Colonial.

En el mismo acuerdo, Nozar compró a Reyal Urbis un 4% de Colonial (66,01 millones de títulos entonces) por 225,65 millones de euros, de forma que elevó hasta el 16,31% su participación en la inmobiliaria, que actualmente se reduce al 12,3%.