Financiación

La CE aprueba el sistema español de garantía para la banca con 'salvaguardas'

La Comisión Europea aprobó ayer el sistema español de garantías para la banca española y los planes de recapitalización y rescate en Italia y Alemania. En cuanto al plan español la CE incluye 'rigurosas salvaguardas', al sistema de garantías para el sector financiero. La CE considera que la medida española, con un presupuesto de 100.000 millones de euros ampliable a 200.000 millones, 'está en consonancia con las directrices europeas relativas a las ayudas estatales destinadas a superar la crisis financiera'.

Bruselas ya autorizó en noviembre el fondo español para la adquisición de activos financieros, dotado inicialmente con 30.000 millones, que también está orientado a paliar los problemas de financiación de los bancos españoles. La CE recuerda que 'solamente los bancos solventes tienen acceso al sistema de garantía'. La decisión del Ejecutivo comunitario cubre un periodo de seis meses, tras el cual España 'debe dar por concluido el sistema o bien notificar de nuevo su ampliación a la CE'.

El sistema contiene elementos de ayuda estatal, pero prevé 'diversas salvaguardas dirigidas a garantizar que la intervención del estado sea proporcionada, limitada a los instrumentos necesarios y adecuada para alcanzar este objetivo', dice la CE. En especial, el sistema prevé un 'acceso no discriminatorio', pues estará abierto a todas las entidades españolas solventes que tengan al menos 1 por 1000 del mercado crediticio, y siempre que los instrumentos garantizados se hayan emitido durante los últimos cinco años.

La garantía es 'limitada en su tiempo y alcance, y tanto su presupuesto global como las garantías individuales son limitadas'.

Los beneficiarios se comprometerán a determinadas pautas de actuación para evitar un uso abusivo del apoyo estatal. Lo que incluye restricciones en la expansión y la comercialización. España se ha comprometido a notificar planes de reestructuración de cada beneficiario y a informar periódicamente a la CE sobre la aplicación del sistema.

El plan de recapitalización aprobado de Italia tiene un presupuesto de 15.000 a 20.000 millones. La CE también ha dado el visto bueno a las garantías estatales ofrecidas por Alemania a los bancos IKB y NordLB.