Urbanismo

Gallardón y Álvarez se comprometen a iniciar la 'operación Chamartín' en 2010

El Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Madrid presentaron ayer la operación Chamartín, el mayor plan urbanístico proyectado en Europa. Se pondrá en marcha en 2010 y se desarrollará durante los próximos 12 años. La gestión del proyecto correrá a cargo de la sociedad Duch, controlada en un 72,5% por BBVA. El resto está en manos del grupo San José.

Gallardón y Álvarez se comprometen a iniciar la 'operación Chamartín' en 2010
Gallardón y Álvarez se comprometen a iniciar la 'operación Chamartín' en 2010

Las ministras de Fomento y de Vivienda, Magdalena Álvarez y Beatriz Corredor, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, escenificaron ayer la puesta en marcha de la operación Chamartín, planteada hace ya 15 años y que supondrá la prolongación del Paseo de la Castellana con una inversión prevista de 11.000 millones de euros.

La futura 'gran ciudad financiera' de la capital, como se refirió al proyecto Alberto Ruiz-Gallardón, comenzará a construirse en 2010 sobre las instalaciones ferroviarias de Chamartín y no estará terminada hasta dentro de 12 años. La operación, que se desarrollará sobre más de tres millones de metros cuadrados de suelo, supondrá ampliar la estación de Chamartín para 22 millones de viajeros y construir 16.000 viviendas -de las que 4.000 serán de protección pública-, edificios de oficinas, centros comerciales y hoteles.

Un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid ha calculado en 20.000 los puestos de trabajo que creará la operación, de los que la mitad serán directos. Representantes de grandes grupos españoles de construcción, como el presidente de FCC Baldomero Falcones o el consejero delegado de Sacyr, Manuel Manrique, asistieron ayer a la presentación del proyecto.

Grupo San José, con el 27,5% de Duch, negocia estos días su deuda con la banca

La presentación del proyecto es un espaldarazo para BBVA. La entidad financiera controla el 72,5% de Duch, la sociedad encargada de gestionar la operación. El resto del capital de Duch está en manos del grupo San José, que recibe la noticia en plena negociación de su deuda financiera, superior a los 1.000 millones de euros; su división inmobiliaria, Parquesol, subió ayer en Bolsa un 5,85% cerrando a 6,7 euros por acción.

De acuerdo a las cuentas del ejercicio presentadas en el Registro Mercantil correspondientes a 2007, el capital social de Duch asciende a 73,6 millones de euros. Forman parte del consejo de administración de la sociedad Emilio Cebamanos, presidente; Jacinto Rey, presidente de Grupo San José; Luis Irastorza y Carlos Deprit, de Anida Inmobiliaria (filial de BBVA), Antonio Cabado, director de Adif y Guillermo Mesonero-Romanos, de Grupo San José.

Según explicó ayer Magdalena Álvarez Duch se ha comprometido a invertir 1.800 millones en el desarrollo de las siguientes infraestructuras: la urbanización de toda el área; la prolongación del Paseo de la Castellana en casi tres kilómetros; la prolongación de la línea 10 de Metro; el cubrimiento de las vías ferroviarias y la sustitución de conducciones del Canal de Isabel II, entre otras obras. De acuerdo al comunicado repartido ayer por Fomento, la 'totalidad de las inversiones necesarias para acometer las obras mencionadas tiene su origen en el propio desarrollo urbanístico (...)'. Este desarrollo requerirá la inversión de 6.750 millones de euros.

El resto de la cantidad estimada en la inversión hasta los 11.000 millones previstos corresponderá a infraestructuras públicas. Además de las obras financiadas por Duch, Fomento estará encargado de otras como la construcción de un túnel de alta velocidad que unirá Chamartín con la estación de Atocha y la conexión de trenes Cercanías de Chamartín con la terminal número cuatro del aeropuerto de Barajas.

Sombras en la mayor operación de Europa

En la presentación ayer de la operación Chamartín fueron notables dos ausencias. La de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la de los reversionistas. La Comunidad de Madrid es parte importante en el proyecto puesto que cede cerca del 6% del suelo aportado. El próximo lunes el convenio acordado se presentará a la Comisión de Urbanismo de la Comunidad. En una nota de prensa el organismo presidido por Aguirre informó que 'valora positivamente la operación Chamartín' y que una vez estudiado el convenio 'la Comunidad de Madrid podría firmarlo'. El impacto del proyecto es tal, señala la nota de prensa enviada, que la Comunidad 'quiere que sus órganos de control ratifiquen su puesta en marcha'.

Tampoco se explicó que en el acto no se contara con la presencia de representantes de los reversionistas. Los antiguos propietarios de los terrenos que en su día los cedieron para edificar la estación de Chamartín reclaman una compensación. Los representantes de las 1.100 familias afectadas solicitan 286 millones de euros. Esa es la cantidad que resulta de multiplicar el millón de metros cuadrados expropiados por 286 euros el metro cuadrado, explicaron a Efe portavoces de los afectados.