Fraude

Los inversores demandan a Fairfield Greenwich por no proteger los fondos confiados a Madoff

La firma Fairfield Greenwich Group, que confió 7.500 millones de dólares al financiero Bernard Madoff, ha sido demandada ante un tribunal de Nueva York por parte de sus inversores, quienes consideran que no cuidó convenientemente de su dinero, según informan hoy medios locales.

Según indicó la propia compañía propiedad de Walter Noel, a través del fondo de inversión Greenwich Sentry se invirtieron 220 millones de dólares con Madoff, quien fue detenido el pasado 11 de diciembre acusado de haber montado una estafa que podría alcanzar los 50.000 millones de dólares.

La entidad también confió 7.300 millones de dólares de su fondo Fairfield Sentry a la gestión de este hasta hace poco reputado financiero estadounidense que durante años ofreció una elevada rentabilidad a todo el dinero que llegaba a sus manos.

Sin embargo, él mismo confesó que llegó un momento en que esa rentabilidad no la conseguía a través de inteligentes estrategias de inversión en el mercado de valores, sino de un sistema piramidal por el que utilizaba los fondos nuevos que iban llegando para pagar los intereses de los clientes más antiguos (lo que se conoce como un esquema Ponzi).

A comienzos de mes, y después de que la crisis forzara a algunos de sus clientes a tratar de retirar sus fondos y se recortara la entrada de dinero fresco, Madoff se vio incapaz de seguir pagando los intereses que en teoría estaba consiguiendo y terminó confesando al FBI que había montado un "gigantesco sistema Ponzi" de 50.000 millones de dólares.

Una de las entidades que más dinero confió a Madoff -que se encuentra bajo arresto domiciliario y vigilado 24 horas- fue Fairfield Greenwich, cuyos clientes acusan ahora ante el Tribunal Supremo del Estado de Nueva York, en Manhattan, a la firma de no haber velado convenientemente por sus intereses.

Según la demanda, los inversores consideran que los socios de la entidad, Walter Noel, su yerno Andrés Piedrahita, y Jeffrey Tucker, no cumplieron con su responsabilidad fiduciaria y se enriquecieron injustamente con sus fondos.

La demanda presentada se ha hecho bajo el formato de denuncia colectiva, por lo que está abierta a la incorporación de personas que se consideren en la misma situación.

El pasado fin de semana, Andrés Piedrahita, considerado "el hombre" de Madoff en España se confesaba en una entrevista concedida a un diario español como una víctima más de la estafa piramidal protagonizada por el magnate estadounidense y defendía su inocencia en el proceso de la estafa.

Sobre la situación no quiso manifestarse, ya que "la investigación está abierta", aunque sí proclamó su desconocimiento del fraude, y dijo no entender por qué "nos están machacando si no tenemos ninguna culpa".