Discurso

Toxo asegura que CC OO estará "en la calle si es necesario" para defender a los trabajadores

El nuevo secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, criticó hoy la labor del Gobierno en algunas materias y aseguró que el sindicato saldrá a la calles si es necesario para defender los derechos de los trabajadores.

En su primera intervención como secretario general de CC OO, Toxo criticó la propuesta del Gobierno par el Salario Mínimo Profesional (SMI), denunció la injusticia aprobada en Consejo de Ministros sobre el reagrupamiento familiar de los inmigrantes, demandó al Ministerio de Trabajo más vigilancia y control sobre los ERE's y criticó la falta de previsión del Ejecutivo frente a la crisis.

"Estaremos mucho más en la empresa y en la calle, si es necesario, con las personas que trabajan defendiendo sus derechos. Vamos a negociar hasta la extenuación porque la situación del país lo exige y la sociedad lo demanda", indicó.

Asimismo, aprovechó para lanzar un mensaje de advertencia y pedir que nadie aproveche la crisis para cobrárselo en pérdidas de derechos de trabajadores o en la reducción de los derechos de protección social como ha pasado en otras ocasiones. "Si es así se encontrarán con CC.OO. y con el conjunto del movimiento sindical", indicó.

En una rueda de prensa posterior a su intervención, se reafirmó en que CC.OO. estará en "primera línea" en la calle cuando sea necesario para defender el empleo y las condiciones de trabajo. "He querido enviar un aviso", señaló.

En concreto, explicó que no le gustan muchas de las conclusiones que se defendieron en la Asamblea de la CEOE, y confió en que sean de consumo interno y no para llevarlas a las mesas de negociación ni en actuaciones reflejadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE). "Eso sería un problema mayor y daríamos cumplida respuesta", advirtió.

En el capítulo de críticas al Gobierno, Toxo comenzó por denunciar lo que aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes en materia de inmigración por "atender sólo parcialmente" a las demandas de los sindicatos. "No me gusta, es una de cal y una de arena", afirmó, tras asegurar que no se puede consolidar una injusticia de esa manera.

Sobre la propuesta del Gobierno para subir el SMI un 3,5% este año, Toxo aseguró que CC.OO. no puede estar de acuerdo con esta propuesta y aseguró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tiene que cumplir el compromiso adquirido con los trabajadores y elevar el SMI hasta el 60% de los salarios medios negociados en convenios.

"Reprimir la capacidad de los salarios sólo sirve para deprimir la capacidad del consumo y amplificar los efectos de la crisis", advirtió el sucesor de Fidalgo, quien aseguró que antes de que el Gobierno apruebe su propuesta tratará de corregirla porque se trata de un "incremento pírrico" para el primer año de legislatura.

En cuanto a la valoración que ha hecho el Gobierno de la crisis económica, Toxo acusó al Ejecutivo de Zapatero de tardar en reconocerla y en poner en marcha las soluciones adecuadas. "Cuando se

tarda en reconocer la situación y la gravedad se tarda en disponer de los medios necesarios para corregirla", indicó.

Necesidad de incurrir en déficit

"Es un déficit que hemos acumulado", admitió, para después lanzar un mensaje más optimista y confiar en que hay tiempo para hacer algunas cosas, como incentivar la inversión pública para sostener la actividad y el empleo.

En este sentido, aseguró que CC OO es consciente de la necesidad de incurrir en déficit, incluso más allá de los límites establecidos en el pacto de estabilidad, para evitar que se amplifiquen los efectos de la crisis, y aseguró que si el Gobierno no hubiera "dilapidado" el superávit acumulado antes de ser conscientes de la crisis, ahora serviría hacer cosas que ya no se pueden hacer.

Por otro lado, apostó también por redoblar las iniciativas en cooperación internacional, destacó la necesidad de colocar el trabajo en el centro de la sociedad desde la concertación en el diálogo social con las organizaciones empresariales y el Gobierno y con el diálogo social que circula por las vías sectoriales, que también es rico en contenido y en resultado. y que está llamado a jugar un papel "tremendamente importante" en situaciones como la actual.

Así, confió en que los éxitos del diálogo social en esta legislatura sean tan positivos como en otras etapas exigiendo el cambio del modelo productivo para ganar gestión de riqueza, igualdad y cohesión social.

Por otro lado, Toxo destacó la importancia de acometer una ligera reforma del estatuto del trabajador , mejorar la negociación colectiva, avanzar en igualdad, mejorar la gestión de los recursos del sindicato y seguir de cerca la evolución de la renovación del Pacto de Toledo.

Voluntad integradora

Toxo agradeció la confianza depositada en la nueva Comisión Ejecutiva que se acaba de proclamar y en su propia persona. "Espero estar y que estemos a la altura de esta confianza y de los retos y desafíos que la situación plantea a CC OO", subrayó.

Aseguró que el Congreso de estos días supone la culminación de una parte del proceso congresual, ya que a partir de ahora hay que celebrar los congresos de las organizaciones territoriales y sectoriales del sindicato.

Además, resaltó una vez más la voluntad integradora del sindicato y aseguró que en la nueva CC OO hay espacio para todas las personas que quieran trabajar, con independencia de la candidatura que hayan defendido.

Finalmente, se refirió a Fidalgo, Marcelino Camacho y Antonio Gutiérrez como señas de identidad del sindicato. "Nos podemos sentir muy orgullosos de nuestra gente y nuestra historia. Viva la clase obrera y viva la confederación sindical de CC OO", concluyó.