Crisis económica

El Gobierno belga dimite por el escándalo de la venta de Fortis

El primer ministro belga, Yves Leterme, presentó hoy su dimisión durante el Consejo de ministros, según confirmó el portavoz de Leterme, citado por el rotativo 'La Libre Belgique'. La dimisión de Leterme llega después de que el ministro de Justicia, Jo Vandeurzen, hiciera lo propio una hora antes, según informó el diario flamenco 'De Standaard' y, confirmó posteriormente el partido de ambos, el democristiano flamenco CD&V.

La oposición en el país lleva reclamando dos días la dimisión de Leterme después de que el Tribunal de Casación belga, máxima instancia judicial del país, considerara que hay indicios de que el Gobierno trató de influir en una jueza para que avalara el procedimiento utilizado por el Gobierno para la venta parcial de Fortis a la francesa BNP Paribas.

El primer presidente del Tribunal de Casación, Ghislain Londers, ha remitido al Gobierno y al presidente de la Cámara de Diputados belga, Herman Van Rompuy, un informe con un anexo de seis páginas en las que concluye que aunque no tiene pruebas que sostegan la interferencia del Gobierno en la Justicia belga "indudablemente hay indicios en este sentido".

"Teniendo en cuenta de las limitados medios para investigar, no puedo aportar pruebas en sentido jurídico del término sobre una influencia de la política en la magistratura. Pero indudablemente hay indicios en este sentido", reza un extracto del anejo, reproducido por el citado rotativo.