Crisis financiera

Bruselas aprueba la inyección de 3.500 millones de euros de Bélgica en el banco KBC

La Comisión Europea aprobó hoy la recapitalización de urgencia por valor de 3.500 millones de euros que Bélgica pretende llevar a cabo en el banco KBC para reforzar su estabilidad en el actual contexto de turbulencias financieras.

Bruselas cree que esta medida es imprescindible porque la desestabilización de KBC tendría graves consecuencias negativas para la economía belga en su conjunto. Además, considera que la inyección de fondos públicos va acompañada de las salvaguardas necesarias para evitar distorsiones de la competencia.

"La inyección de capital es necesaria para mantener la confianza del mercado en KBC y garantizar su contribución a la hora de conceder créditos a la economía real", señaló la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, en un comunicado.

"Esta decisión demuestra una vez más que la Comisión puede aprobar las medidas muy rápidamente una vez que ha recibido toda la información necesaria para evaluarlas", insistió Kroes.