Proyecto

BBVA creará un oasis en Madrid para su nueva sede corporativa

6.500 trabajadores de servicios centrales se trasladarán antes de 2013.

BBVA creará un oasis en Madrid para su nueva sede corporativa
BBVA creará un oasis en Madrid para su nueva sede corporativa

BBVA va a crear al norte de Madrid un oasis verde que albergará, a partir de 2011, a los 6.500 empleados de los servicios centrales del grupo. Las nuevas instalaciones, diseñadas por el prestigioso estudio de arquitectura Herzog & de Meuron, contarán con una superficie de 100.000 metros cuadrados y estarán presididas por un enorme edificio blanco con forma de disco, de 23 plantas de altura.

'Cuando BBVA planteó la construcción de su nueva sede en el emplazamiento de Las Tablas, nos dimos cuentas de que todo el entorno era un auténtico desierto urbanístico, carecíamos de referencias en las que inspirarnos. Por eso nos planteamos recrear esta especie de oasis', explicaba ayer Jaques Herzog durante la presentación del complejo, un acto al que acudió el presidente de BBVA, Francisco González, y el alcalde Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón.

Más que una agrupación de edificios, el nuevo centro corporativo se asemeja más a una pequeña ciudad. El urbanismo de la misma se basa en nueve construcciones de tres plantas de altura, muy alargadas (de cerca de 300 metros de longitud), y muy estrechas. Las mismas están separadas por espacios en los que predominará la vegetación, para mejorar la eficiencia energética, la iluminación y la estética.

BBVA 4,75 -0,34%

En el centro de esta alfombra verde, que se adaptará a la orografía del terreno y contará con varias plantas subterráneas, se abrirá una amplia plaza circular, en medio de la cual va a construirse el edificio más emblemático del conjunto.

La Galleta Blanca, como ya se ha bautizado en medios periodísticos, hundirá las primeras de sus 23 plantas en mitad del complejo, y ofrecerá unas bellas vistas de la Sierra de Guadarrama y de la zona norte de Madrid, especialmente de los rascacielos Cuatro Torres.

En 2011 comenzará la primera fase de la mudanza, a los edificios que ya estaban en el terreno cuando BBVA lo adquirió, y que serán integrados en el conjunto. La fecha para la finalización es 2013.

En total, el banco prevé concentrar en su nuevo oasis a 6.500 empleados, provenientes de 10 centros diferentes (todos ellos en la Comunidad de Madrid). Tan sólo una unidad de procesamiento de datos permanecerá en su actual emplazamiento de Tres Cantos.

En cuanto al coste de la operación, BBVA invertirá 800 millones de euros, pero asumirá esa factura con la venta de las actuales sedes, por los que ya ha obtenido unas plusvalías de 300 millones.

El presidente del banco, Francisco González, justificó el proyecto por la necesidad de adaptarse a la nueva dimensión del grupo 'que ahora es global', por la mejora en eficiencia que supondrá la concentración de la plantilla y por 'la capacidad de impulsar la cultura corporativa y los valores de BBVA'.

La arquitecta Christine Binswanger, socia de Herzog y de Meuron y encargada del diseño de la ciudad corporativa, explicaba ayer que la abundancia de vegetación -junto con otras medidas- permitirá una mejora de la eficiencia energética del 30%. 'Hemos creado una gran alfombra verde, con una plaza central arbolada para poder evadirse. Los espacios están pensados para fomentar el trabajo en equipo'. En definitiva, un edificio para encarar el siglo XXI.

'Será un icono para la capital'

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, mostró ayer su entusiasmo y su gratitud con la nueva sede de BBVA. 'Este proyecto nos enorgullece a todos los madrileños', explicó el regidor. 'El conjunto de edificios será un icono para la ciudad, y va a convertirse en la puerta norte de Madrid'. Gallardón insistió durante su intervención en que el banco ha adoptado 'la actitud más inteligente' al ubicar en la capital su nuevo centro corporativo.

El gran rival nacional de BBVA, Santander, optó en 2004 por concentrar a los 6.800 trabajadores empleados en los servicios centrales (dispersos en varios edificios de Madrid) en una ciudad financiera, que instaló en el municipio de Boadilla del Monte.

'Somos la tercera ciudad del mundo, y la segunda de Europa, en población con estudios superiores. Con semejante capital humano, es normal que BBVA haya optado por permanecer en Madrid', comentó el alcalde.

Gallardón se refirió también a la elección del estudio de arquitectura Herzog & de Meuron para el diseño de los nuevos edificios. 'Supone una apuesta por la excelencia por parte de BBVA, al haber contratado a los mejores, una firma que cuenta con el prestigioso premio Pritzker considerado como el Nobel de la arquitectura'.

El alcalde se ha comprometido a realizar un plan urbanístico especial, para facilitar el acceso en coche y transporte público.