Tribunales

Las farmacias logran una primera victoria ante la CE

El Tribunal de la UE admitió ayer en un dictamen preliminar que se reserve por ley a los farmacéuticos el derecho exclusivo de poseer y explotar una farmacia, en contra de las tesis liberalizadoras de Bruselas.

Los partidarios del derecho exclusivo de los farmacéuticos a explotar una farmacia se anotaron ayer una aplastante victoria, aunque no definitiva, frente a la liberalización del sector impulsada por el comisario europeo de Mercado Interior, Charlie McCreevy.

McCreevy pidió en 2006 a los jueces comunitarios que declarasen ilegal la ley que impide en Italia a un empresario que no sea farmacéutico abrir y explotar una farmacia. El caso italiano se ha convertido en la piedra de toque para otros expedientes similares. Y, en concreto, para el que McCreevy inició en 2006 contra la regulación española del sector.

Pero Yves Bot, el Abogado general del Tribunal de Luxemburgo encargado de emitir el informe previo a la sentencia en el caso italiano, recomendó ayer al Tribunal que acepte las restricciones a la libertad de establecimiento en el sector farmacéutico porque 'están justificadas por el objetivo de la protección de la salud pública' y permiten ofrecer 'un abastecimiento adecuado de medicamentos con suficientes garantías en materia de calidad y variedad'.

Los argumentos del Abogado general francés coinciden con los invocados por las asociaciones de farmacéuticos que en varios países europeos defienden su derecho exclusivo a expender medicamentos. Y rebaten las tesis de McCreevy a favor de una regulación de las farmacias similar a otra actividad comercial.

En concreto la presidenta de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), Isabel Vallejo, se mostró satisfecha con el informe. 'Aunque no estén dirimiendo el caso de España, una sentencia del Tribunal en este sentido ya generaría jurisprudencia'. Vallejo cree que, tras un fallo de este tipo, 'Bruselas debería retirar los dictámenes motivados similares, como el español'.

La victoria del sector frente a Bruselas se ve reforzada, porque Bot, en respuesta a una consulta prejudicial de un Tribunal alemán, también se mostró ayer a favor de las restricciones de ese país.

Blindaje

La victoria, sin embargo, no es definitiva, porque los jueces comunitarios pueden desmarcarse o matizar las opiniones del Abogado general. No es muy frecuente, pero ocurre cuando el ponente adopta planteamientos con los que el Tribunal no se identifica plenamente.

La opinión de Bot en estos casos parece una candidata ideal a esa excepción, porque el magistrado francés lleva su defensa de las restricciones en el sector hasta el punto de considerarlas imprescindibles para que las farmacias no se conviertan en un peligro para la salud.

Bot cree que sólo un farmacéutico puede garantizar que su establecimiento no antepone los intereses comerciales al ejercicio responsable de su actividad y mantiene su independencia frente a los fabricantes o los mayoristas.

Alliance rechaza las acusaciones

Fausto Ferreira, director general de Alliance Healthcare en España, división de distribución farmacéutica mayorista de Alliance Boots, aseguró ayer a CincoDías que las 'insistentes' acusaciones desde distintas figuras del sector farmacéutico de que las presiones para impulsar la liberalización de las farmacias españolas proceden de multinacionales de distribución farmacéutica y grandes cadenas de distribución generalista 'es una opinión peligrosamente demagógica y absurdamente infundada'. 'Afirmar que todas ejercen las mismas prácticas es puro desconocimiento del sector', aseguró.

Ferreira asumió que 'existen multinacionales farmacéuticas que ejercen presión pero este no es el caso de Alliance Healthcare. Hay que saber distinguir', afirmó.

El directivo remarcó que su empresa 'está en el mercado para crear valor para la farmacia y para la sociedad, no para presionar hacia un cambio de ley'.