Resultados

Goldman Sachs gana 2.041 millones en último ejercicio fiscal, un 82% menos

El banco estadounidense Goldman Sachs ganó 2.041 millones de dólares (4,47 dólares por acción) durante su último ejercicio fiscal, cerrado el pasado noviembre, lo que supone un descenso del 82% respecto del año anterior.

Sólo durante el cuarto trimestre de su ejercicio fiscal (septiembre-noviembre), la entidad financiera vio cómo sus pérdidas netas alcanzaban los 2.287 millones de dólares (4,97 dólares por acción), frente a los 810 millones ganados doce meses antes. Ambos descensos se debieron en buena parte a la caída de la cifra de negocio de esta entidad, que entre los dos ejercicios comparados se redujo en un 52%, hasta los 22.222 millones de dólares.

Por áreas de negocio, la que registró un mayor descenso anual en su cifra de negocio fue la de trading, que bajó el 73%, hasta 8.095 millones de dólares, seguida de la banca de inversión, donde el descenso fue del 31%, hasta 5.179 millones de dólares.

Durante su cuarto trimestre fiscal, la cifra de negocio neta de Goldman Sachs reflejó una cantidad negativa de 1.578 millones de dólares, frente a los 6.043 millones que se anotó en positivo el año anterior.

La entidad consiguió reducir sus gastos anuales operativos un 30%, hasta los 19.886 millones de dólares, mientras que los trimestrales llegaron a bajar un 64%, hasta 2.021 millones. "Nuestros resultados del cuarto trimestre reflejan condiciones operativas extraordinariamente difíciles, incluido un pronunciado descenso del valor en prácticamente todo tipo de activos", aseguró el presidente y consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, al presentar los resultados.

Reconoció además que, aunque "los resultados trimestrales obviamente no cumplieron las expectativas", Goldman Sachs ha conseguido "seguir siendo rentable en uno de los años más desafiantes de la historia de nuestro sector". La compañía también anunció su decisión de modificar su ejercicio fiscal, para que prácticamente coincidan con el año natural, ya que acabará el último viernes de diciembre.

En una conferencia con analistas posterior a la presentación de resultados, la dirección de la firma anunció también su intención de aumentar durante el próximo ejercicio y de forma sustantiva sus depósitos bancarios, que ahora ascienden a 150.000 millones de dólares.

El pasado septiembre y a raíz del derrumbe de Lehman Brothers, Goldman Sachs y Morgan Stanley dejaron de ser bancos de inversión puros para transformarse en entidades bancarias comerciales.