Deseo

British Sugar quiere a las cajas en el capital de Azucarera Ebro

British Sugar, filial de la británica ABF, ya ha cerrado la compra de Azucarera Ebro, valorada en 568 millones de euros. A partir de ahora, tratará de convencer a Caja Duero y Caja España para que permanezcan en el accionariado.

El nuevo propietario de Azucarera Ebro, el grupo británico Associated British Foods (ABF), cerró ayer esta operación y aprovechó para recalcar que quiere dar continuidad a la hasta ahora filial de Ebro Puleva. Hasta tal punto que pretende seguir contando en el accionariado con las cajas de ahorro de Castilla y León, que ya trataron de hacerse con el control de Azucarera. Por el momento, no hay ningún acuerdo cerrado, ya que las negociaciones aún no han comenzado. 'Están en una fase inicial', reconocía ayer el director ejecutivo de ABF, George Weston.

El director ejecutivo de British Sugar, Mark Carr no quiso desvelar cuál será el porcentaje que ABF ofrecerá a las cajas, pero sí que quieren que estén presentes en el consejo de administración de su nueva filial ibérica. Tampoco aclaró si la iniciativa de contar con las cajas en la nueva sociedad ha corrido a cargo de la Junta de Castilla y León, con quien la compañía británica ya se ha reunido. Si finalmente entran de forma minoritaria en Azucarera, esta operación podría conllevar su salida del accionariado de Ebro Puleva, donde Caja Duero posee un 6,010% y Caja España un 5.037%. Por el momento, ninguna de las dos entidades desvelan sus intenciones y se remiten a la reunión que el próximo lunes celebrará la Federación de Cajas castellanoleonesas. El presidente de Ebro Puleva, Antonio Hernández Callejas, se mostró optimista de cara a su continuidad en el capital de la empresa de alimentación. Al menos, a corto plazo.

El máximo responsable de Ebro Puleva también dejó la puerta abierta a nuevas alianzas con ABF en aspectos vinculados al arroz, la harina y el I+D. Tanto George Weston como Antonio Hernández Callejas destacaron que no tienen previsto realizar nuevas reestructuraciones en Azucarera, después del cese de la actividad de las plantas de Ciudad Real, Monzón de Campos (Palencia), La Rinconada (Sevilla), Guadalcacín (Cádiz) y Peñafiel (Valladolid) que realiza su última campaña. Además, la falta de materia prima ha motivado un expediente de regulación de empleo temporal para 90 trabajadores en la planta de Azucarera en Miranda de Ebro (Burgos).

Ebro Puleva pactó la venta de Azucarera el pasado 20 de noviembre por un importe total de 568 millones de euros. Hernández Callejas apuntó que esta suma se dedicará fundamentalmente a reducir el endeudamiento del grupo (unos 1.233 millones de euros).

Más dividendo

Junto a la reducción del endeudamiento de Ebro Puleva, el grupo destinará los fondos obtenidos con la venta de Azucarera a elevar sustancialmente la retribución a sus accionistas con cargo a los resultados de 2008. En el último ejercicio, su dividendo alcanzó los 0,36 euros por acción.