Política monetaria

La Fed sitúa los tipos en un rango entre el cero y el 0,25%

La Reserva Federalde EE UU ha bajado los tipos de interés en al menos 75 puntos básicos para situar la tasa en un rango objetivo de entre cero y el 0,25%, su nivel más bajo desde que los tipos de interés se convirtieron en la principal herramienta de política monetaria del banco central de EE UU.

Evolución de los tipos de interés
Evolución de los tipos de interés

La decisión de la Fed supera con mucho las expectativas del mercado, que preveía que los tipos de interés, que estaban en el 1%, hubieran quedado en el 0,50%.

Sin embargo, debido a la gravedad de la situación económica y a que "las condiciones del mercado se han deteriorado", según dice en un comunicado, el Comité de Mercado Abierto de la Fed ha decidido no fijar un tipo de interés fijo como referencia del precio al que los bancos se prestan dinero entre sí, sino un rango que será de entre el 0 y el 0,25%.

Tras la decisión de hoy, la institución presidida por Ben S. Bernanke se adentra en un territorio desconocido en el que los tipos de interés no podrán continuar siendo la piedra angular de la política monetaria de la Fed al carecer del margen de maniobra suficiente como para reconducir las expectativas del mercado.

La economía de EE UU experimentó una contracción de medio punto porcentual en el tercer trimestre del año, frente al crecimiento del 2,8% registrado en el segundo trimestre, su peor dato de crecimiento económico desde el tercer trimestre de 2001.

Por su parte, el índice de precios de consumo (IPC) de EEUU sufrió en noviembre la mayor caída de su historia al bajar un 1,7% respecto a octubre y alcanza una tasa interanual del 1,1%.

Desde septiembre de 2007, la Reserva Federal ha reducido los tipos en un 4,25%. Los últimos datos revelan un empeoramiento de las perspectivas económicas para Estados Unidos, donde la recesión está profundizándose, lo que avalaría la puesta en marcha, según los economistas, de nuevas medidas más agresivas y menos tradicionales para conseguir reactivar la economía. El presidente de la Fed, Ben Bernanke sugirió intervenir mediante la compra de deuda privada o de bonos del Gobierno.

El pasado 4 de diciembre el Banco Central Europeo llevó a cabo una rebaja histórica de 75 puntos básicos los tipos hasta el 2,5%, dejándolos en su nivel más bajo desde octubre de 2006.