Crisis económica

Merkel anuncia medidas económicas adicionales de "varios miles de millones"

La canciller alemana, Angela Merkel, anunció hoy medidas para la reactivación económica adicionales por valor de "varios miles de millones de euros", que se destinarán fundamentalmente a financiar proyectos de infraestructura.

"El gobierno volverá a actuar en enero", afirmó hoy Merkel en un discurso pronunciado ante el Centro Europeo de Investigaciones Económicas en Mannheim (suroeste de Alemania). En noviembre, el gobierno aprobó ya un primer conjunto de medidas, cuyo volumen total asciende a 32.000 millones de euros, pero en el que están incluidos los 20.000 millones de euros que forman parte un programa de medidas aprobado en octubre, dirigido básicamente a mejorar las ayudas a las familias y a reducir las cotizaciones al seguro de desempleo.

Los 12.000 millones de euros restantes se destinarán sobre todo a proyectos de infraestructuras, y a ampliar el plazo de las ayudas económicas que perciben las empresas que mantienen a su plantilla en periodos de crisis.

Merkel no adelantó hoy la cuantía del nuevo programa pero se aseguró que con seguridad "lograremos reunir varios miles de millones de euros", que se destinarán fundamentalmente a obras en carreteras.

"Es evidente que en el sector de infraestructuras hay que hacer todo lo que se pueda hacer rápidamente", dijo Merkel, quien añadió que espera que los jefes de los gobierno regionales hagan una lista de todos los proyectos de carreteras que tienen aprobados para acelerar la construcción o saneamiento de estas "a comienzos de la primavera".

Añadió que el gobierno está estudiando también la posibilidad de reforzar el fomento de proyectos de investigación, y que tiene previsto forjar con los "Länder" y los municipios un pacto para modernizar las escuelas. Entre los planes figura además acelerar los proyectos de aislamiento de fachadas.

Merkel volvió a defender su decisión no acelerar la aprobación de un nuevo paquete y sostuvo que tampoco Estados Unidos tendrá un programa antes de que asuma el nuevo presidente, Barack Obama. "Creemos que si en Estados Unidos se puede esperar a que asuma el cargo el nuevo presidente para hacer un gran programa también será correcto que en Alemania se apruebe un segundo programa en torno a las mismas fechas", dijo.