Para invertir

Semana salvada in extremis

Las Bolsas resisten gracias al macroplán de Barack Obama y al apoyo del Tesoro al sector de automoción estadounidense.

La evolución de las Bolsas en la última semana ha tenido dos extremos: el positivo y el negativo. El lunes los mercados festejaron con subidas importantes las declaraciones de Obama en una entrevista en televisión asegurando la creación de 2,5 millones de empleos a través de inversiones en infraestructuras, renovables y tecnología. El viernes el pesimismo asoló a los inversores tras conocerse que Bernard Madoff, considerado uno de los gestores de hedge funds con mayor patrimonio del mundo, ha sido detenido y acusado de un fraude de 50.000 millones de dólares. Además, la sesión arrancó bajo el rechazo del Senado de EE UU la noche anterior al plan de rescate al sector del automóvil.

Las caídas fueron importantes en Europa durante la mañana. El Ibex 35 llegó a caer el 5,13% y el Euro Stoxx, el 5,9%. Sin embargo, el apoyo mostrado por parte del Tesoro de Estados Unidos hacia las automovilísticas a media tarde mejoró el resultado. La Casa Blanca aseguró que está considerando 'otras opciones' de ayuda a la industria, entre las que se incluye el uso del fondo de 700.000 millones de dólares destinado al rescate de la banca. Las principales empresas del país, General Motors y Ford, consiguieron detener sus caídas iniciales del 35,6% y 27%, respectivamente. La primera terminó con un descenso del 4,8%, mientras que la segunda repuntó algo más de un 5%.

Esto dio un revés a la marcha de los mercados estadounidenses, que además contaron con el apoyo de algunas cifras económicas. La confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan subió en diciembre por encima de lo previsto, a 59,1 puntos frente a los 55,3 de noviembre. De este modo, el Dow Jones y el S&P ganaron un 0,7% y el Nasdaq, un 2,18%.

La mejora al otro lado del Atlántico coincidió con la última hora de negociación en Europa. Al final, el selectivo español perdió el 2,25%, el Dax, el 2,18%, el Cac, el 2,8% y el Footsie, el 2,5%.

Así, entre la recuperación de última hora más el buen resultado del lunes, los principales mercados europeos han logrado no sólo terminar la semana en positivo, si no con importantes revalorizaciones. El Ibex 35 ha ganado el 5,70%, mientras que el Euro Stoxx suma el 7,40%. El S&P, por su parte, sube el 0,4%.

El sector de automoción de Europa logro subir posiciones en el día desde mínimos, aunque terminó un 2,58% por debajo del anterior. Fueron los bancos los que recogieron nuevamente las mayores órdenes de venta por parte de los inversores. En el Stoxx 600 perdieron una media del 5,39%. HBOS cayó el 22,95%, el que más. Otros como Lloyds, Royal Bank of Scotland, Credit Suisse y Barclays, cedieron el 17,78%, el 15,13%, 8,44% y 8,13%. 'Cuando surgen noticias negativas como las de hoy por el viernes, como el fraude de Madoff, el sector financiero es el que peor reacciona', comenta Juan Ramón Caridad, de Atlas Capital.

En cualquier caso, todas las compañías siguen afectadas en mayor o menor medida por la crisis y las caídas alcanzan a todos los negocios. El de la salud, considerado como refugio bajó el viernes el 0,36% y en el año desciende el 18,7%; eso sí, frente a un recorte del 45,6% del Stoxx 600 en 2008.

En la Bolsa española la protagonista de la semana ha sido Inditex. La textil presentó los resultados de su último trimestre fiscal con un crecimiento del 2% a pesar de la debilidad del consumo. El balance sorprendió favorablemente y la compañía se ha situado como la mejor con una revalorización del 21,62%. Se vieron ganancias también por encima del 10% en Acciona, Criteria, OHL, Acerinox y Endesa.

Estas subidas pierden fuerza si se tiene en cuenta el volumen de negocio. Desde que comenzó el mes, en el continuo se han contratado diariamente acciones por unos 2.500 millones de euros, cuando la media anual alcanza los 5.000 millones.

El mes está siendo bastante inestable para las Bolsas, a pesar de que históricamente se ha caracterizado por ser un periodo donde se aceleran las ganancias ante la proximidad de fin de año. El Ibex 35 sube el 0,73%, que en todo caso va encaminado a ser un resultado mejor que el de 2007 (-3,67%).

Pero las caídas de las Bolsas este año son muy relevantes (por encima del 40%) y quedan pocas sesiones para que la situación mejore de forma notoria. Para Urquijo Bolsa, 'las perspectivas a corto plazo presentan, en el caso de la renta variable, la incertidumbre propia de todo movimiento alcista dentro de un mercado bajista'. Los analistas consideran que 'mientras los índices europeos no superen las resistencias inmediatas (por encima del 9.100 en el Ibex y del 2.500 en el Euro Stoxx 50), el riesgo de una vuelta a las cesiones (retorno del Ibex por debajo de 8.500) se mantendrá alto; en caso de ruptura, los máximos del pasado noviembre serían el próximo objetivo'.

En las últimas sesiones se ha producido una bajada de las volatilidades de los índices que hace sopesar a los expertos que la estabilidad en la renta variable pueda asentarse en las próximas sesiones. La oscilación en el S&P ha pasado del 80% al 55% en dos meses, y la del Dax, del 74% y al 46%.

Además, el precio del petróleo permanece en mínimos de cuatro años, por debajo de 50 dólares el barril Brent, aunque ha subido en la última semana. El sector ha sido uno de los mejores con un ascenso del 16,67% en cinco sesiones.

Por otro lado, el euro ha repuntado el 5,07% con respecto al dólar favorecido por las declaraciones de algunos miembros del Banco Central Europeo, que pronostican una recuperación de la economía de la zona euro para la segunda parte del próximo año. Con respecto a los tipos de interés, las voces se inclinan por el final de la política expansiva que inició la institución monetaria hace apenas tres meses.

Al mismo tiempo, el mercado interbancario sigue relajado y el euríbor a 12 meses, el más utilizado para las hipotecas, se ha situado en el 3,47% frente al récord de 5,52 de octubre.

Euro

El euro alcanzó esta semana su máximo frente al dólar desde el pasado 17 de octubre, al cotizar el jueves en 1,3405 dólares por euro. En los últimos cinco días, la divisa europea ha ganado un 5,09%, favorecida por los comentarios de varios responsables del BCE afirmando que es poco probable que se vuelvan a bajar los tipos a corto plazo.