Alteraciones en los vuelos

Los pilotos amenazan con tomar medidas legales contra Iberia

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) amenazó hoy con tomar medidas legales contra Iberia debido a que la aerolínea les estaría obligando a "vulnerar ciertas leyes de Aviación Civil" y rechazó nuevamente estar realizando una huelga de celo que estaría provocando retrasos en los vuelos de la compañía aérea.

En este sentido, fuentes del Sepla explicaron a Europa Press que Iberia está exigiendo a los pilotos la vulneración de ciertas leyes de Aviación Civil en temas referentes a equipajes, mercancías peligrosas o programación de vuelos. A este respecto, el sindicato acusó a Iberia de estar programando "fuera de la ley", con horarios que obligan a los pilotos a volar más horas de las establecidas.

Dichas fuentes indicaron que el sindicato recibió ayer una carta de Iberia en la que la compañía le pedía "responsabilidades económicas" por los retrasos y amenazaba con acudir a los juzgados. Asimismo, solicitaba al Sepla las actas de sus asambleas, "que los pilotos no están obligados a entregar".

Ante esta situación, el sindicato reiteró que "no se ha acordado ninguna huelga de celo" y recordó que los retrasos empezaron "el pasado mes de noviembre, por lo tanto antes de la ruptura de la negociación con Iberia para la renovación del convenio colectivo".

"Lo que ocurre es que a la compañía se le ha caído la red varias veces, porque no tienen tripulaciones suficientes y hay un problema de organización interna", recalcaron dichas fuentes.

A este respecto, el sindicato estimó ayer que debería haber en la compañía una plantilla de 2.000 pilotos y actualmente hay 1.700, por lo que existe "un déficit de 300 pilotos, que se debían haber contratado de cara a las fechas navideñas".

Iberia anunció ayer que investigará "caso por caso" los retrasos que se están produciendo en los últimos días en sus vuelos para determinar si están justificados o no, después de un descenso claro de la puntualidad.

Fuentes de la aerolínea señalaron a Europa Press que dichos retrasos han coincidido con el mal tiempo y otras serie de circunstancias, entre ellas la ruptura de las negociaciones entre los pilotos e Iberia, por lo que "se están investigando cada uno de los vuelos retrasados"

"La compañía lleva todo el año con una puntualidad altísima y es raro que de un día para otro las cosas cambien, por eso se está examinando cada vuelo", insistieron dichas fuentes ayer.

Negociación estancada

La dirección de Iberia y la sección sindical del Sepla en la compañía se sentarán de nuevo a la mesa el próximo jueves, 17 de diciembre, para negociar el convenio colectivo, bloqueado desde el pasado mes de diciembre, por cuestiones disciplinarias.

El escollo que motivó el estancamiento de las negociaciones fueron cuestiones referentes al régimen disciplinario. Desde el sindicato se requirió a la compañía la creación de una comisión en la que tuvieran presencia ambas partes para regular estas cuestiones, medida que Iberia rechazó por considerar que la normativa española ya es clara y el régimen disciplinario que se acordó no puede ser diferente al que se aplica al resto de los trabajadores y debe de estar enmarcado en la legislación laboral.

Iberia y el Sepla llevan meses negociando el convenio del colectivo pese a que se han ido cerrando acuerdo verbales en cuestiones como las congelaciones y subidas salariales, las dietas o los baremos de vuelo y productividad, aunque hay ciertos temas que siguen pendientes.

Otro de los temas fundamentales, según los pilotos, sería la fusión de Iberia y British Airways, teniendo en cuenta que podría afectar a cuestiones de 'halding', así como a temas de regulación y el uso del aeropuerto de Madrid-barajas. En este sentido, el colectivo expresó su temor a quedarse con "menos capacidad de acción" con respecto a los pilotos británicos en dicho aeropuerto.