Patronales

El empresario que increpó a Zapatero le reprocha su apatía

El empresario Miguel Cantos, que preside la Asociación de Garajes de Madrid y que el jueves protagonizó un incidente en la Conferencia Empresarial de CEOE al vociferar en alto su malestar por la situación de las empresas, reprochó ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero -presente en dicho acto- que 'no supiera actuar y fuera indiferente' ante sus quejas.

'Esa forma de actuar de Zapatero -quien no reparó en los gritos de Cantos- es una prueba de que es una persona que no reacciona ante los problemas, y eso es lo que ya pensábamos muchos empresarios', dijo el empresario.

Cantos aseguró que no tenía prensado increpar al presidente del Gobierno pero que lo hizo al considerar que las quejas formuladas por el líder de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, fueron contestadas por Zapatero con un 'discurso leído en unos papeles' que, en su opinión, no daban respuesta a la 'grave situación de las pequeñas empresas'.

'Hay un montón de garajes pequeños que están cerrando y despidiendo a sus dos trabajadores', aseguró ayer Cantos. A su juicio, el Gobierno no está abordando con eficacia la crisis que golpea a los empresarios más modestos.

'Ahora, después de pagar todas las tasas e impuestos municipales, tenemos que abonar las pagas extra y debemos recurrir a las líneas de crédito, que sólo las conceden si tienes una supersolvencia y respondes con todos tus bienes de la empresa y personales', lamentó Cantos.