Crisis financiera

El Gobierno celebra el "éxito" del fondo de apoyo a la banca, pero pide agilizar el crédito

Tras el fracaso de la primera subasta del Fondo de Adquisiciones de Activos Financieros (FAAF), que sólo llegó a repartir el 42% del capital previsto con 2.115 millones, el Gobierno se ha apresurado en celebrar el "éxito" de la segunda vuelta celebrada hoy y en la que el Tesoro español ha gastado el 91% del dinero previsto para comprar deuda hipotecaria por un importe de 7.224 millones a un total de 31 entidades, que han aprovechado al máximo la medida aprobada por el Ejecutivo para reactivar el crédito.

De hecho, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha aprovechado la respuesta "más que satisfactoria" que los bancos y cajas han dado a esta segunda subasta para defender que el Gobierno español está siendo el "más activo contra la crisis". Además, ha augurado que la medida "permitirá avanzar con más rapidez en favor de que la liquidez vuelva al sistema". Aún así, ha añadido que está dispuesto a "redoblar los esfuerzos" para que la canalización del crédito "se agilice" y ha advertido de que va "a estar vigilante" para que "todo este esfuerzo público" cumpla con sus objetivos.

Asimismo, Zapatero ha añadido al calor de la "mejora" de la segunda subasta en relación con la primera, celebrada el 20 de noviembre, que los organismos internacionales, al igual que "se equivocaron en predecir el ritmo de llegada de la crisis", pueden también errar en sus proyecciones sobre el calado de la recesión gracias a las medidas puestas en marcha por los ejecutivos de la UE, la rebaja de tipos, del Euríbor y de la inflación.

"Era lo que esperábamos"

En concreto, el Tesoro ha comprado activos por un importe de 7.224 millones de euros a un total de 31 entidades y a un tipo de interés marginal del 3,750%, frente a un importe solicitado de 9.479 millones de euros. "Era lo que esperábamos", ha afirmado el ministro de Economía, Pedro Solbes, quien, tras asegurar que la medida ha sido "un éxito", ha explicado que en la primera hubo una cierta prevención, pues las entidades financieras no conocían los procedimientos y, además, coincidió con rumores de reducción del BCE. Desde la oposición, el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, ha destacado que las entidades deben usar los recursos captados "para canalizarlos en nuevos créditos a las familias y las empresas".

La razón del éxito de esta subasta es que los tipos de interés ya han bajado (el 4 de diciembre), y que las entidades necesitan liquidez para cerrar losbalances de fin año. "Tener un préstamo a tres años es bueno para los vencimientos y es algo que valoran mucho las agencias de calificación de riesgos", comenta un experto bancario que pide mantener el anonimato. En el sector, que ha cerrado el tercer trimestre con un leve avance en sus beneficios del 0,44% por la necesidad de duplicar sus provisiones, también reconocen la presión del Tesoro para que acudan las entidades.

Las entidades pierden el miedo

Otro factor que ha ayudado es que se ha perdido el miedo a la estigmatización que existió en la primera. Es decir, las entidades, sobre todo los bancos cotizados, temían que el mercado castigara a los hubieran pedido dinero al Tesoro. En cuanto al tipo de interés ofertado -del 3,934% de media-, fuentes financieras daban por hecho que estaría cercano al 2,80% ya que el índice mid swap está situado en el 3,30%, a lo que hay que sumar 0,50 puntos del margen establecido por el Tesoro, informa Iñigo de Barrón. "Es el mismo tipo al que se podrían colocar cédulas hipotecarias si hubiera mercado", añaden.

Desde el sector, el secretario general de la Asociación Española de Banca (AEB), Pedro Pablo Villasante, ha agredecido hoy al Gobierno las "facilidades" de acceso a la financiación. Entre las entidades solicitantes -no necesariamente adjudicatarias- de esta segunda subasta se encuentran Bancaja, Banco Sabadell, la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Caixa Galicia, BBK, Caixanova, Caja España, Caja Castilla-La Mancha, Caja Duero y Caja Navarra. También han participado Cajastur, Cajacanarias, Caixa Sabadell, Caixa de Terrassa, Caixa Tarragona, Caja Vital, Caja Segovia, Caja de Avila, Caja La Rioja y Caja de Jaén, según fuentes consultadas por EFE.

El fondo contaba sólo en 2008 con una dotación de 10.000 millones para adquirir activos en dos subastas, en las que en conjunto se asignó el 93,4% de dicha dotación (9.339 millones), y el resto podrá destinarse a cubrir gastos del fondo y a una posterior subasta.

El Congreso aprueba la inyección de 11.000 millones para ayuntamientos y sectores estratégicos

El Congreso de los Diputados ha aprobado hoy los dos reales decretos por los que se crean el Fondo Estatal de Inversión Local y el Fondo del Estado para la dinamización de la economía y el empleo dotados con un total de 11.000 millones de euros. Las medidas han salida adelante con los votos a favor de CiU, PNV, IU-ICV, BNG, CC, NA BAI y a pesar de la abstención de PP, ERC y del voto en contra de UPyD.

Los 3.000 millones del Fondo Especial del Estado y los 8.000 del Fondo de Inversión Municipal servirán para invertir en sectores económicos estratégicos y en obra pública municipal y tienen el objetivo de crear 300.000 puestos de trabajo.

Desde el PP, su portavoz económico, Cristóbal Montoro ha aprovechado el debate sobre la dotación a los ayuntamientos para criticar que el Ministerio de Administraciones Públicas "no es capaz" de supervisar correctamente "tal aluvión" de proyectos, ni afrontar las "dudas esenciales" que suscita la financiación de partidos gobernados "por el brazo político del terrorismo en España", en alusión a ANV. "¿Hay que darle más dinero a huestes políticas que representan a ETA, como ha reconocido el Tribunal Supremo?", sentenció, recibiendo una larga ovación de la bancada popular.