CNMV

Rafael Santamaría tiene hasta el viernes para comprar a Carabante un 5% de Reyal

Rafael Santamaría, primer accionista y presidente de Reyal Urbis, cuenta de plazo hasta este viernes para comprar un 5% del capital de Reyal Urbis a Corporación Financiera Issos, grupo de José Ramón Carabante.

Rafael Santamaría, presidente de Reyal Urbis
Rafael Santamaría, presidente de Reyal Urbis

La operación es fruto del compromiso contraído por Santamaría con Carabante en febrero de 2007, cuando este último empresario acudió a una ampliación de capital de Reyal Urbis.

El acuerdo se pactó a 10 euros por acción (lo que supone un monto total de 143 millones de euros), frente al precio de 6,05 euros al que Reyal Urbis cerró hoy en bolsa.

El contrato de compraventa vencía en la jornada de hoy, pero ambas partes han acordado otorgarse dos días más, hasta el próximo viernes, para continuar con las negociaciones que tienen en marcha sobre cómo cerrar la operación, según indicaron las dos firmas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En fuentes próximas a Corporación Financiera Issos indicaron a Europa Press que la negociación gira fundamentalmente respecto al precio, con el fin de buscar una solución "satisfactoria" para ambas partes, dado que las dos empresas tienen intención de ejecutar el acuerdo de compra-venta.

Rafael Santamaría ya es accionista de control de Reyal Urbis, dado que controla el 79,26% del capital de la inmobiliaria, que recientemente alcanzó un acuerdo de refinanciación de deuda con sus bancos.

Se da la circunstancia de que, en paralelo, Reyal negocia el cierre de la venta a Nozar y Global Cartera de Valores (sociedad instrumental liderada por el empresario Domingo Díaz de Mera) de la participación del 5,7% que tenía en Colonial.

El acuerdo de venta se cerró en diciembre de 2007 por 300,87 millones de euros (a 3,4181316 euros por cada título de Colonial, frente a los 0,15 euros a los que actualmente cotiza). Entonces los compradores pagaron un pequeño importe al contado y convinieron en abonar el resto un año después, plazo que concluye en la jornada de hoy.