Reestructuración en el motor

Nissan advierte que Barcelona debe aumentar la flexibilidad

El vicepresidente corporativo de Nissan, Simon Sproule, aseguró ayer que las factorías del grupo en países desarrollados deben aumentar su nivel de flexibilidad. En este sentido, el directivo, destacó que los centros de Barcelona no son una excepción para conseguir 'la clave del éxito' y conseguir la asignación de nuevos modelos.

Sproule, que se reunió con el presidente de la Generalitat catalana, José Montilla, concluyó con un claro 'el futuro está en sus manos'. A la salida de la reunión, Montilla indicó que en ocasiones son necesarios los ajustes', aunque matizó que el futuro de las plantas 'no está en cuestión'. Por otra parte, la dirección de Nissan y el comité de empresa acordaron ayer parar las líneas productivas a partir del 11 de diciembre, cuando entrará en vigor el ERE temporal hasta el 7 de enero.