Telecomunicaciones

La CMT y Bruselas acercan posturas sobre la regulación de nuevas redes

La Comisión Europea y la CMT están a punto de alcanzar un acuerdo sobre la regulación de nuevas redes de alta velocidad, que permitiría a Telefónica ceder sus redes a competidores a precios regulados para los servicios de velocidad inferior a 30 megas. Bruselas cedería de esta manera a una de las propuestas de la CMT. Por su parte, el presidente de Telefónica, César Alierta, propuso una regulación comunitaria 'con reglas claras y sencillas' y un menor intervencionismo.

La CMT y Bruselas acercan posturas sobre la regulación de nuevas redes
La CMT y Bruselas acercan posturas sobre la regulación de nuevas redes

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones y la Comisión Europea están apunto de alcanzar un acuerdo para dar por zanjadas sus diferencias en regulación de nuevas redes de alta velocidad. Para lograrlo resultó clave el encuentro que el presidente de la CMT, Reinaldo Rodríguez, y la Comisaria Europea de Competencia, Neelie Kroes, mantuvieron ayer en Barcelona, donde la CMT organizó unas jornadas para conmemorar el décimo aniversario de la liberalización del mercado de las telecomunicaciones en España. Kroes apuntó durante su intervención que 'estamos trabajando mano a mano' con el regulador español para garantizar la competencia en el acceso a redes, aunque aseguró que todavía hay camino por recorrer. En este sentido, apuntó que 'valoro el esfuerzo de la CMT'.

El organismo presidido por Reinaldo Rodríguez modificaría su propuesta de regulación de forma que eliminaría la existencia de dos mercados geográficos diferenciados, lo que contaba con el rechazo de las autoridades europeas. La CMT, en cambio, no encontraría obstáculos para otra de sus determinaciones, que Telefónica como operador dominante, ceda sus redes a competidores a precios regulados para los servicios de velocidad inferior a 30 megas. Para los servicios de velocidades superiores, no deberá ofrecer su red al resto de rivales. Kroes defendió durante su discurso en las sesiones organizadas por el regulador español que 'no se pueden aceptar las limitaciones de acceso a la red si éstas sirven para aumentar el desnivel entre operadores dominantes y las nuevas empresas que deben competir con ellas'.

La Comisaria también insistió que en el caso de España, la UE 'estará especialmente atenta tanto a la política de precios que aplica como a los márgenes en los accesos de banda ancha'. Se nos dice que una regulación demasiado estricta será disuasoria para la inversión, pero yo creo lo contrario, que una regulación que combata los monopolios y en favor de la competencia favorecerá el marco inversor', aseguró la Comisaria, que descartó que en el entorno actual de crisis la Comisión Europea relaje sus controles en el área de competencia.

Kroes europea recordó que en su objetivo de favorecer la competencia impuso una multa de 151 millones de euros a Telefónica en 2007 por abuso de posición dominante en el negocio de internet en España. El caso sigue su trámite en el Tribunal de Luxemburgo, según dijo Kroes, después de que la operadora y el Gobierno español recurrieran la multa. Por su parte, el presidente de Telefónica, César Alierta, pidió evitar las microregulaciones a corto plazo, 'sin visión de futuro' y pidió que se establezcan objetivos 'políticos claros y reglas sencillas'. El marco regulatorio debe ser de 'menor intervencionismo' y 'estable' para ejecutar la inversión de 400.000 millones de euros necesaria para impulsar las nuevas redes de banda ancha en la Unión Europea.

En clara alusión a las ayudas que está recibiendo el sector bancario en el Viejo Continente, apuntó que las empresas de telecomunicaciones 'no piden fondos a Bruselas', aunque tampoco son inmunes a la crisis. El proceso de liberación del mercado de las telecomunicaciones, aunque ha resultado positivo, se ha llevado a cabo 'con luces y sombras', según el presidente de Telefónica. 'La regulación de precios mayoristas supone un desincentivo para el despliegue de redes propias y ha judicializado los conflictos'.

Por otro lado, el recorte del 70% que la Comisión Europea quiere aplicar en las tarifas mayoristas de los operadores móviles podría retrasarse hasta 2013, según un documento al que tuvo acceso la agencia Reuters. Los planes iniciales de Bruselas era que este descenso de tarifas entrase en vigor en el ejercicio 2011.

Vodafone pide mayor competencia

El consejero delegado de Vodafone, Vittorio Colao, pidió durante su intervención 'que se facilite más la competencia en el sector de telefonía fija en España'. El directivo quiere que se alcance una competencia en telefonía fija comparable a la de la telefonía móvil. 'Este sector no puede quedar encorsetado', indicó. El máximo responsable de Vodafone recordó que la compañía ha adquirido Tele2 para competir en este mercado. Colao se mostró satisfecho del comportamiento de la compañía en España, 'donde hemos invertido 700 millones de euros al año desde 2004'.