CincoSentidos

Invertir en arte con descuentos de hasta el 40% en los precios

Los expertos creen que es un buen momento para comprar obras por menos dinero que hace un año.

Invertir en arte con descuentos de hasta el 40% en los precios
Invertir en arte con descuentos de hasta el 40% en los precios

Un cuadro de Ed Ruscha con una rebaja del 40%? La recesión está dejando oportunidades como ésta en el mercado del arte. Malos tiempos para vender, una buena ocasión para comprar. El millonario, filántropo y coleccionista Eli Broad predice desde hace tiempo una caída de precios. Hace unos días compró en Sotheby's la obra Desire de Ed Rusha por 2,4 millones de dólares (1,9 millones de euros), frente a los 4 millones de dólares estimados.

El mercado de arte moderno ha registrado cotizaciones de infarto en los últimos dos años. Hace apenas tres meses, Damien Hirst, uno de los mayores fenómenos del arte moderno, vendió 218 obras en una subasta en Sotheby's -sólo cinco se quedaron sin vender- por importe de 140,1 millones de euros. Tres lotes superaron los 5 millones de libras (más de 5,7 millones de euros) y 18 se vendieron por más de un millón de libras. Quizás el último coletazo de la bonanza, como revelaban los altos porcentajes de obra no vendida en las subastas de Sotheby's y Christie's de arte contemporáneo de octubre y noviembre.

El propio Hirst, con un excelente olfato comercial, se mostraba dispuesto a rebajar el precio de sus obras. 'En algún sentido es bueno', señalaba ante el fracaso de la venta de uno de sus cuadros de calaveras valorado en tres millones de dólares. 'Si la gente tiene menos dinero, uno tiene sólo tres posibilidades: cerrar la puerta, esperar a que todos puedan permitirse comprar o vender la obra más barata'.

De la corrección de precios, los expertos esperan una criba en el coleccionismo. 'La crisis financiera ha afectado al mercado del arte. Es un momento ideal para comprar, pero no para vender. A no ser que se necesite liquidez, yo aconsejo a mis clientes que no vendan. La situación económica afectará el mercado del arte durante dos años, como mínimo. Las casas de subastas se enfrentan a vendedores que necesitan liquidez y que están vendiendo obra con reservas muy bajas o hasta sin reservas. Los galeristas están ofreciendo descuentos de hasta un 40%. En el mercado privado los márgenes de negociación son mayores y los vendedores están aceptando precios muy por debajo del valor de mercado', señala Sofía Urbina, impulsora y directora de la compañía Art Advisory Services, con sede en Londres.

En el último trimestre, ha habido obras buenas que no han encontrado comprador. ¿Es un problema de liquidez en el mercado o de precios? Según Pablo Melendo, consejero delegado de Sotheby's España, 'en los próximos meses tendremos que calibrar con mayor precisión el segmento de obras de primerísima línea, para animar a los compradores'. Lo que para él resulta evidente es que ésta es una buena oportunidad para comprar obras buenas a buen precio.

Los coleccionistas lo saben. Por ejemplo, uno de los clientes de Sofía Urbina está construyendo una colección de fotografía contemporánea; en febrero localizó una obra de Helmut Newton, que compraron finalmente hace un mes por 50.000 euros menos que el precio de principios de año. 'Es un ejemplo claro del credit crunch y las consecuencias en el mercado del arte', opina la asesora de arte.

¿El fin de la burbuja? Para Sofía Urbina, 'en el mundo del arte el factor especulativo nunca va a desaparecer, los precios que se barajan actualmente son el resultado del factor financiero, pero también de una inflación muy elevada que obviamente el mercado ante una crisis económica no ha podido sostener'.

Récords en el mercado en tiempos de crisis

A pesar de la recesión, siempre hay inversores dispuestos a pagar grandes cifras por obras de arte de primera. Uno de ellos pagó 20,8 millones de dólares (16,4 millones de euros) por Livre, pipe et verre de Juan Gris en la subasta de Christie's de Arte Impresionista y Moderno del 6 de noviembre, estableciendo un nuevo récord para el artista.

En Sotheby's se mostraban la semana pasada satisfechos con los resultados de su subasta de arte impresionista y moderno parisina, la mejor de la historia, con una cifra de ventas superior a los 12,7 millones de euros, prácticamente en línea con la estimación alta de la subasta. La estrella de la sesión fue una obra de George Seurat, por la que un comprador privado de Estados Unidos pagó 5 millones de euros, cinco veces por encima del precio estimado y un récord para el artista.

Los resultados reafirman la idea de la casa de subastas de que las obras más importantes de los artistas encuentran comprador y consiguen precios muy superiores a su estimación alta.