Mercados

Los préstamos entre los bancos españoles empiezan a reactivarse

Los bancos y cajas españoles van perdiendo el miedo a prestarse dinero. El importe negociado en el mercado interbancario nacional ha crecido un 28,2% respecto al volumen tras la quiebra de Lehman. El anuncio de los planes de rescate ha sido el catalizador. Con todo, las transacciones son un 42,4% inferiores a las del año pasado.

Las recetas para reactivar el mercado interbancario van, tacita a tacita, surtiendo efecto. El euríbor a 12 meses, la principal referencia para calcular las hipotecas en España, ha retrocedido 182,6 puntos básicos -100 equivalen a un punto porcentual- respecto al máximo histórico del 5,526% que marcó el pasado 2 de octubre. El viernes cerró en el 3,700%. Igualmente, las referencias a un día, un mes y tres meses han experimentado intensas caídas.

No en vano, el Banco Central Europeo (BCE) ha recortado los tipos de interés en 175 puntos básicos en dos meses, hasta situarlo en el 2,5%, y ha dejado la puerta abierta a más recortes. Los gobiernos europeos también han puesto de su parte, diseñando los planes de rescate para la banca, que incluyen inyecciones de capital, emisiones de deuda avaladas y compras de activos. En definitiva, han dejado claro que no dejarán caer a ninguna entidad financiera.

'Las medidas son positivas, pero todavía queda mucho por hacer', explica Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities.

El importe medio de las transacciones en el mercado interbancario doméstico -en el que sólo se contabilizan las operaciones cruzadas entre entidades españolas- se sitúa desde el pasado 13 de octubre, cuando se anunciaron los planes europeos de rescate de la banca, en 8.553,2 millones diarios, un 28,2% por encima del volumen registrado desde la quiebra de Lehman hasta la fecha mencionada, según los datos del boletín de operaciones del Banco de España (véase gráfico). 'Los préstamos de los bancos españoles entre sí representan sólo una pequeña parte del mercado interbancario europeo, en el que entran en juego todas las entidades de la zona euro, pero sí son un buen reflejo de lo que está pasando', afirma el director de análisis de Link.

Eso sí, sólo el 9,8% de los préstamos se firmaron a un plazo superior a un día. De ahí que el eonia, que puede definirse como el euríbor a un día, se mantenga unos 80 puntos básicos por debajo de la referencia a 12 meses. 'Antes de que estallara la crisis, el diferencial era de unos 6 puntos', señala Luis del Río, del área de mercado de capitales del Santander. 'Los departamentos de riesgos de las entidades financieras han reducido sensiblemente las líneas para préstamos que vayan más allá de un día debido al riesgo de liquidez. La desconfianza va reduciéndose, pero todavía se mantiene', explica el experto.

Lo cierto es que el importe negociado ha mejorado, pero se mantiene muy por debajo de las cifras del mismo periodo del año pasado. Así, durante los días equivalentes de 2007, el volumen medio diario alcanzó los 14.857,9 millones de euros, de manera que la cantidad actual, pese a la recuperación, es un 42,4% inferior. Además, en 2007, el 16,1% del importe se prestó a plazos superiores a un día.

José Luis Martínez, estratega de Citi en España, advierte que, en muchos casos, el euríbor es un índice ilusorio, puesto que, todavía a día de hoy, pocos bancos están prestándose dinero a ese precio. 'Y es que en algunos países donde la salud de las entidades financieras está más cuestionada, los precios ofertados pueden subir hasta en 75 puntos básicos', añade.

El BCE se erige en llave de la liquidez

La institución monetaria presidida por Jean-Claude Trichet ha sido extraordinariamente activa desde el comienzo de la crisis crediticia. Su papel a la hora de mantener las tensiones en el mercado ha sido crucial mediante las operaciones de mercado abierto para inyectar liquidez a las entidades financieras en los momentos más difíciles. Los bancos y las cajas abonan un tipo de interés al BCE y le dejan como garantía en caso de impago una serie de activos. Trichet ha ido rebajando los requisitos de los activos que admite como contrapartida en sus subastas: ahora el límite es BBB-, cerca del grado especulativo, cuando antes era de A-.

El éxito de las subastas de liquidez del BCE está fuera de toda duda, pues el importe medio diario que solicitaron las entidades que operan en España alcanzó la cifra récord de 52.692 millones en octubre. En conjunto, los bancos de la zona euro pidieron, de media, 534.868 millones de euros, según el Banco de España. Eso sí, se ha producido la paradoja de que las entidades también utilizaron en términos récord la facilidad de depósito del BCE, con la que el organismo remunera el exceso de efectivo. Las entidades activas en España depositaron, de media, 19.929 millones, y en toda la zona euro llegó a los 164.198 millones.