Finanzas

La banca azuza el consumo navideño con promociones de tarjetas

Descuentos en compras, plazos más amplios para pagar sin intereses o reintegros de dinero en cuenta son algunos incentivos planteados por la banca para favorecer el uso de la tarjeta en la temporada navideña. Las entidades prevén que se ralentice o incluso baje el consumo en esta época, donde se concentra entre el 10% y el 20% del gasto anual con plásticos.

Cada familia destinará 910 euros de media a celebrar estas fiestas. La cifra proviene del Estudio del consumo navideño 2008 elaborado por Deloitte y representa un descenso del 4,3% frente a los 951 euros registrados a el pasado año. En este ejercicio, 367 euros irán a comida (-1,8%), 357 euros a regalos (-6,8%) y 186 euros a salir por ahí (-4,3%).

'La sensación de crisis probablemente reduzca el consumo en el periodo navideño, especialmente en bienes de importe alto. Los consumidores serán más sensibles a las promociones y es previsible que se produzca cierto aplazamiento de consumo para después de la época navideña', explican desde Caja Madrid.

¿Pero cómo afectará el descenso del gasto a las tarjetas? En BBVA, Ibercaja, Caja Laboral y Euro 6000 prevén que los pagos con dinero de plástico se reduzcan de forma similar. Pero otros grupos como Santander, Popular o Sabadell, vaticinan que se ganará terreno al efectivo. 'Los volúmenes de gasto con tarjeta serán ligeramente superiores a los del año pasado porque, aunque el consumo medio por familia descienda ligeramente. La ralentización económica contribuirá a que el cliente fraccione los pagos', indican en el banco que preside José Oliu.

Sea cual sea el resultado final, la banca ha puesto sobre la mesa una batería entera de promociones para favorecer el consumo, principalmente, con tarjetas de crédito y de pago diferido (revolving). 'En un periodo de consumo intenso como la Navidad, los productos que mejor pueden satisfacer las necesidades de los consumidores son los de pago aplazado, que permiten cubrir el desembolso total en cuotas mensuales', apuntan desde Mastercard.

Algunas entidades optan por los regalos directos a cambio de un consumo mínimo. Es el caso de Santander, que distribuirá 7.000 iPods entre sus clientes; Pastor, que ofrece dos noches de hotel; Caja Navarra (Can), que da seis copas de vino, o las firmas que forman parte de la red Euro 6000 que devuelven 15 euros por utilizar la tarjeta en cualquier establecimiento del grupo El Corte Inglés. Las cajas rurales hacen un guiño a los menores de 25 años al darles dos entradas de cine si utilizan 10 veces su tarjeta Joven In. Da igual el importe que gasten.

Otros grupos refuerzan con nuevos regalos o la entrega de puntos adicionales sus programas de fidelización. Es el caso de La Caixa, Banesto, Caja Laboral y American Express.

Pero Don Dinero es siempre el reclamo más poderoso. Por eso muchas entidades sortean compras gratis o reintegros. Es el caso de Santander (50 compras cada día), BBVA (premios de 6.000 euros cada semana), Popular (100 compras en diciembre) y Grupo Caja Rural (120 reintegros de 300 euros por mes hasta febrero).

La devolución de un porcentaje de las compras es un incentivo adicional al que recurren BBVA (2%), Popular (10% en juguetería, electrónica e informática) o Can (hasta 4% en gasolineras, y farmacias).

Varón, menor de 35 y renta media-alta

El usuario de tarjeta en España es un varón de entre 18 a 34 años, con una renta media-alta o alta. æpermil;se es el retrato robot que aparece en el Barómetro de las tarjetas 2008 elaborado por la consultora Inmark para Mastercard.

No obstante, el panorama varía en función de si ésta es de débito o crédito. Los productos de débito, por ejemplo, están muy extendidos, si bien son especialmente aceptados entre los menores de 34 años (71,6% tienen uno). Los dos sexos los usan en grado similar (60,5% de los hombres y 55,4% de las mujeres) e, igualmente, estas tarjetas permean todos los estratos sociales.

Los principales usuarios de las tarjetas de crédito son, en cambio, personas de entre 35 y 54 años (42,4%). Los hombres (34,1%) las utilizan más que las mujeres (29,3%) y, por último, sólo un 21% de las personas de clase trabajadora tienen una frente al 52,2% de las de rentas medias-altas.

En total, un 72,4% de los españoles lleva algún plástico en su cartera, pero este porcentaje varía por regiones. Destacan País Vasco (85,2%), Canarias (80,6%) y Madrid (78,4%).

Un guiño al comercio

Cajamar acaba de poner en marcha una campaña de apoyo al comercio tradicional. La cooperativa aplicará hasta marzo de 2009 una tasa de descuento por el uso de sus datáfonos (TPV) del 0,45%. Este porcentaje será válido para todas las tarjetas de débito y crédito, independientemente de quién sea el emisor.