Bebidas

Coca-Cola España se compromete a consumir papel de origen certificado

Coca-Cola España acaba de incorporarse a la Red Ibérica de Comercio Forestal, una alianza de WWF con casi una veintena de empresas en España y Portugal.

Su objetivo es mejorar la gestión de las masas forestales, frenar las talas ilegales y promover la conservación de los bosques más amenazados, a través del consumo responsable de productos forestales.

Al unirse a esta iniciativa, la compañía de bebidas se compromete a dar prioridad en sus compras a los productos de madera y papel de origen social y ambientalmente responsable, certificados por sistemas como el FSC (Forest Stewardship Council). Así, las etiquetas de las bebidas, el mobiliario de oficina o el papel de su publicidad contarán progresivamente con la garantía de este sello.

Según Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, 'el compromiso adquirido por Coca-Cola supone una gran contribución a la gestión social y ambientalmente responsable de las masas forestales, y un ejemplo a seguir por otras empresas'.

WWF recuerda que en España existe un gran déficit en gestión forestal y que el 3% de la fibra de celulosa que se usa en todos el país para la fabricación de papel y el 16% de la madera importada procede de regiones donde las talas ilegales son prácticas habituales, e insta a los grandes consumidores a que sigan el ejemplo de Coca-Cola.