Valores a examen

La deflación, última amenaza

El tópico de las últimas semanas es la deflación. Desde el anterior dato de IPC en EE UU, hemos asistido a una publicación consecutiva de datos de precios que, en tasa general, sufrían severas desaceleraciones y que ofrecían tasas de variación mensual negativas. Es normal. El crudo viene de 147 dólares y se encuentra por debajo de los 47; de hecho, esta materia prima no es sino muestra de una situación general, desde el grano a los metales básicos. Añadimos, además, un periodo de demanda final extraordinariamente incierto y de baja intensidad. Con estos primeros indicios, el mercado ha abierto de forma definitiva la puerta a la discusión sobre si estamos en vísperas de un mundo deflacionista (caída sostenida de los precios). Si así fuese, el escenario para la inversión (financiera o no) sería duro. La lucha contra la deflación no es eficaz.

¿Habrá deflación? A la vista de lo que nuestros modelos ofrecen habría que decir que, hoy por hoy, no es una opción con probabilidades superiores al 25% (el BOE lo cifra en el 20% para el reino Unido). Las tasas de IPC caerán con fuerza e incluso podrían situarse puntualmente por debajo de 0%, dependiendo del precio del crudo; sin embargo, las tasas subyacentes deberían de mostrar algo más de estabilidad. Aun en el escenario de caídas más duraderas y profundas del PIB que las hoy manejadas, al IPC subyacente le costaría irse, por ejemplo, por debajo del 0,5% en EE UU.

Se habla de ello, lo que es suficiente para que trascienda en el mercado. El efecto más visible es el 'aplanamiento comprador' de la curva de tipos. Los tramos largos de la curva están siendo comprados como si el escenario de deflación, y por ende de tipos cero, fuera el único. Si la hipótesis central de nuestro lector no es la Gran Depresión II, entonces, los mercados están exagerando. En ese caso, las ganancias de los bonos soberanos en los tramos largos podrían empezar a perder vigor. Como alternativa, deberíamos de empezar a mirar algunas oportunidades en el mundo de los bonos corporativos en la categoría de investment grade (bonos de calidad).

Juan Luis García Alejo. Director de análisis y gestión de Inversis Banco