Sindicatos

El equipo de Fidalgo dice que tiene respaldo para ganar el congreso de CC OO

El proceso de elección de los 1.001 delegados que acudirán al próximo Congreso Confederal del sindicato Comisiones Obreras entre el 17 y el 20 de este mes concluyó el viernes. Esto ha permitido al equipo del actual secretario general, José María Fidalgo, asegurar que cuenta con los apoyos suficientes para ganar el congreso y ser reelegido en el cargo.

La batalla interna saltó tras la decisión, hace poco más de un mes, del actual secretario de Acción Sindical y ex líder del metal en CC OO, Ignacio Fernández Toxo, de presentar una candidatura alternativa a la secretaría general del sindicato y disputarle el cargo a Fidalgo.

Según los cálculos preliminares del equipo al frente de la dirección actual, éste contaría con el voto de alrededor del 53% de los delegados que votarán en el Congreso. En cualquier caso se trata de un cálculo conservador ya que sólo ha contabilizado los cerca de 525 delegados que votarán a Fidalgo con toda seguridad. No incluye, por tanto, a los que denominan 'emboscados', que son aquellos que aparentemente podrían incluirse en las filas de Toxo pero que finalmente podrían votar por su rival, dado que el voto es secreto.

No obstante, según fuentes que apoyan al ex líder del metal, éste arrebatará el puesto a Fidalgo, ya que aseguran que cuentan con el voto del 57% de los delegados, también haciendo un cálculo 'prudente'. Estas mismas fuentes admitieron que, a diferencia del equipo de Fidalgo, Toxo no cuenta aún con una Ejecutiva que le respalde ante el Congreso, lo que, de momento, podría hacer más débil su candidatura.

Líder de las minorías

De hecho, Toxo acude al Congreso con el mismo programa de acción que el de la mayoría que apoya a Fidalgo, pero respaldado por las minorías encabezadas por Rodolfo Benito y Agustín Moreno, quien representa el modelo sindical ya superado que abanderaba Marcelino Camacho. Esto puede hacer que muchos delegados no entiendan bien que Toxo lidere a quienes reiteradamente en los últimos años han ido en contra de la política de acción de CC OO, diseñada por él mismo al frente de la secretaría de Acción Sindical.

Ambas corrientes tratarán, la próxima semana de aunar una candidatura.