Mercados

El paro en EE UU termina de aguar la semana al Ibex, que cae un 4,7%

Se esperaba malo pero no tanto. La tasa de paro de noviembre en EE UU ha agregado más pesimismo a las Bolsas que han cerrado la semana con números rojos. El Ibex ha caído un 3,9% hoy y ha elevado las pérdidas semanales al 4,7%.

Las medidas llevadas a cabo por los bancos centrales para contrarrestar lo que se avecina -un año recesivo, con temor a una posible deflación- no está teniendo el efecto tranquilizador deseado en los mercados de renta variable. Tras el despunte del 11% registrado por el Ibex 35 la semana pasada, el selectivo ha vuelto al terreno negativo y ha despedido los primeros cinco días de diciembre con recortes del 4,7%. El próximo lunes partirá de los 8.491 puntos.

"Y esto se debe a que los inversores, aunque son conscientes de lo positivo de los recortes de tipos, consideran que existe una situación económica frágil, una falsa sensación de seguridad y cierto pesimismo sobre la evolución de los mercados durante los próximos meses", explica Miguel Angel Nieto, analista de IG Markets.

Las noticias sobre la economía y las previsiones para 2009 son cada vez más demoledoras. Esta semana hemos visto nuevos mínimos de los índices PMI en Europa e ISM en EE UU, un fuerte retroceso de las ventas minoristas europeas y de los pedidos de fábrica de EE UU así como un aumento del paro en España que ha superado la cifra de tres millones de desempleados. La última gota que ha colmado el vaso de las malas cifras económicas de la semana ha sido la tasa de desempleo de EE UU correspondiente a noviembre que se ha publicado hoy. La primera economía del mundo ha destruido más de 500.000 empleos en un mes, algo más de lo esperado por el mercado que preveía 300.000 empleos.

Estas no han sido las únicas noticias negativas que ha tenido que digerir el mercado en las cinco últimas sesiones. A muy pocas jornadas para despedir el año, las firmas de análisis echan números y lanzan sus previsiones para el próximo ejercicio. El panorama pinta bastante negro teniendo en cuenta las estimaciones que se han publicado en los últimos días. El banco de inversión UBS pronostica que la economía española estará en recesión hasta la mitad de 2010, lo que provocará que el número de desempleados se acerque a los 4 millones, el 16% del total de la población activa, pese a los planes del Gobierno, que crearán menos puestos de los estimados.

El director de estrategia de banca privada de UBS en España, Roberto Ruiz-Scholter, aseguró ayer que "la crisis va a ser más larga y profunda en España que en el resto del mundo", de modo que, mientras que la economía mundial y europea saldrá de la recesión a mitad de 2009, "en España prevemos incluso ocho trimestres seguidos de crecimiento negativo".

Por su parte, Merrill Lynch ha advertido esta semana que el barril de crudo puede caer temporalmente incluso por debajo de los 25 dólares durante el próximo año. Según los cálculos de la entidad, esta situación se presentará en el caso de que la recesión económica llegue también a China y los países productores no recorten su oferta lo suficiente para mantener los precios. El Brent ha despedido la semana en 40,37 dólares por barril.

La semana ha sido muy negativa para todos los índices europeos, más incluso que para el selectivo Ibex y, en especial, para el Cac de París, cuyas pérdidas han superado el 8%. Londres ha despedido la semana con un recorte del 6% al tiempo que el Dax ha perdido un 6,1%.

En cuánto a los valores del parqué español, varios sectores han acaparado la atención de los inversores en los últimos cinco días. La inmobiliaria Metrovacesa, estuvo suspendida de cotización durante parte de la semana ya que los bancos acreedores han llegado a un acuerdo con la familia Sanahuja, principal accionista de la inmobiliaria para su venta. Finalmente, la banca acreedora es propietaria del 65,5% de la compañía. Las acciones de la inmobiliaria han subido un 2% en la semana.

Al calor de los rumores

Acciona y Endesa han protagonizado otro de los culebrones de la semana. Los rumores han apuntado a una posible venta del 25% que Acciona posee de Endesa a la italiana Enel. Aunque estos rumores fueron desmentidos por la constructora, Endesa ha sido uno de los pocos valores del Ibex que ha despedido la semana con ganancias. La eléctrica ha subido un 2,65% en cinco sesiones. Acciona, por su parte, se ha revalorizado un 1,65%.

El peor puesto de la semana ha sido para Gas Natural, que ha registrado pérdidas de dos dígitos. Popular y Bankinter también han caído a la cola del índice seguidos por Iberdrola. La eléctrica está en las carteras de muchos analistas de cara a 2009, pero ha sido uno de los más penalizados en los últimos días al ceder un 8,9%.

No ha sido el único valor de peso que se ha colocado entre los más castigados. Santander y BBVA han dicho adiós a la semana con descensos del 5,16% y del 5,13%, respectivamente. Telefónica ha caído un 2,6%. Por su parte, las acciones de Repsol han perdido un 7,6% mientras que parece que la oferta de Lukoil por algo menos del 30% de la petrolera se está enfriando.

Entre los mejores ha destacado Telecinco. La cadena de televisión privada ha vivido esta semana un momento dulce propiciado por los datos de audiencia del mes de noviembre. Sus títulos han cerrado la semana con revalorizaciones del 9,1%. Precisamente este pequeño rally ha llevado a los expertos de Ibersecurities a recortar la recomendación que tienen para el valor pasando de comprar a vender. Los expertos recomiendan entrar más adelante, días previos al pago de dividendo en 2009.

En el mercado de divisas, el euro ha despedido la semana en 1,2677 dólares, frente a los 1,2737 dólares de ayer por la tarde. El Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,2665 dólares.