Industria automovilística

La dirección de Mercedes negociará el próximo miércoles un ERE con los sindicatos

La dirección de Mercedes ha convocado el próximo miércoles a los sindicatos de la planta de Vitoria a una reunión para negociar las condiciones de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en 2009 a causa del descenso de pedidos de los modelos de vehículos Vito y Viano que salen de esta fábrica.

Así lo han confirmado fuentes sindicales, que no disponen de más datos sobre la propuesta concreta que planteará la dirección. Por el momento los directivos de la multinacional automovilística no han avanzado si el ERE, que se dejaría para el año que viene, afectaría a la totalidad de la plantilla de la fábrica de Mercedes, compuesta por unos 2.900 trabajadores en talleres y unos 600 empleados en oficinas.

Según los últimos datos aportados por la dirección a los sindicatos, los pedidos de los modelos Vito y Viano han descendido en las últimas semanas en más de un 60 por ciento, al pasar de las 475 unidades al día que salían de la fábrica habitualmente a las 182 actuales. Aparte del ERE, dentro de las medidas establecidas para ajustar la producción a los pedidos, la planta de Vitoria permanecerá cerrada entre el 12 de diciembre y el 20 de enero.

En un principio, la multinacional planteó a los sindicatos una serie de medidas de flexibilidad para hacer frente a la bajada de los pedidos, entre ellas, enviar a casa a los trabajadores hasta treinta días al año, recuperables posteriormente, en lugar de las 18 jornadas establecidas en el convenio colectivo. Ahora, además de estas medidas de flexibilidad, se planteará un expediente de regulación de empleo.

El pasado lunes la dirección advirtió de que no iba a negociar con el comité de empresa en su conjunto sino sólo con aquellos sindicatos que "hayan explicitado su disposición para aportar soluciones". En los últimos años la dirección de Mercedes ha pactado con CC OO y UGT, mayoritarios, mientras que ELA y LAB se han desmarcado.