Tras el rescate

El banco alemán intervenido WestLB se muda a las oficinas más caras de Manhattan

El banco público alemán Westdeutsche Landesbank (WestLB), en cuyo rescate ha intervenido el Gobierno, ha elegido uno de los edificios más caros del corazón de Manhattan para sus dependencias neoyorquinas.

Vista nocturna de Manhattan.
Vista nocturna de Manhattan.

Según publica hoy el diario Financial Times en portada, el banco regional ha alquilado los tres pisos más altos del World Trade Center 7 de Nueva York, una superficie de 12.000 metros cuadrados en la que trabajarán 400 personas.

El WestLB es una de las entidades financieras alemanas bajo el paraguas de rescate aprobado recientemente por el Gobierno. El banco tuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 532 millones de euros frente a la pérdida de casi 150 millones de euros (193 millones de dólares) un año antes.

El WestLB, que achacó este resultado a las garantías de los propietarios, prevé lastres contables el cuarto trimestre por la intensificación de la crisis financiera internacional.

En primavera, el banco ya obtuvo de las autoridades germanas un aval financiero de 23.000 millones de euros para compensar las pérdidas derivadas de la crisis de hipotecas de alto riesgo estadounidenses ("subprime").

Los propietarios de WestLB, que son el estado federado de Renania del Norte-Westfalia (oeste) y la Asociación de Cajas de Ahorro alemanas, inyectaron además al banco 2.000 millones de euros (2.580 millones de dólares) para hacer frente a sus pérdidas de 2007 y a las depreciaciones en su cartera de valores.