Coyuntura económica

China y EE UU crean un fondo de 20.000 millones de dólares para reforzar las exportaciones

China y Estados Unidos se comprometieron al a incrementar la cooperación para hacer frente a la crisis financiera mediante la creación de un fondo de 20.000 millones de dólares para financiar las exportaciones a terceros.

Representantes de ambas potencias llegaron a esos acuerdos tras reunirse en Pekín durante los dos últimos días en torno al foro de "Dialogo Económico Estratégico". El fondo será establecido por bancos de comercio exterior de ambos países e incrementará la financiación bilateral del comercio a 58.000 millones de dólares, anunció el secretario de Tesoro de EE UU, Henry Paulson -jefe de la delegación estadounidense- al clausurar los dos días de negociaciones.

El dinero servirá para financiar exportaciones de EE UU y China a compradores de países en desarrollo, y con él Washington y Pekín esperan ayudar a que la economía mundial se estabilice, añadió el secretario del Tesoro estadounidense en la que es su última ronda de diálogo con los líderes económicos chinos.

Paulson, que celebró los progresos que desde el 2006 ha cosechado el diálogo bianual entre los dos países, tuvo palabras de recuerdo para la ex viceprimer ministra china Wu Yi, quien junto con el secretario norteamericano impulsó este mecanismo de negociaciones en sus inicios.

Según los analistas norteamericanos, el diálogo estratégico ha sido menos provechoso desde la retirada de Wu Yi, la "dama de hierro" de la economía china y gran amiga de Paulson, y su sustitución a la cabeza de la delegación china por el viceprimer ministro Wang Qishan, que venía de ocupar la alcaldía de Pekín.

Wang, al terminó de la sesión de hoy, señaló no obstante que el diálogo ha supuesto una "cooperación fructífera" en la que China y EE UU se han comprometido a "trabajar juntas para llevar su relación a nuevos niveles". En la clausura, Paulson agradeció una vez más a China sus esfuerzos para mantener estable su economía, algo vital para el futuro de los mercados mundiales.

China confía que el mecanismo de diálogo continúe con la llegada a la presidencia estadounidense de Barack Obama, el 20 de enero del 2009, aunque el primer jefe de Gobierno negro de la historia de EE UU ha prometido firmeza con el régimen de Pekín, al que acusó durante su campaña de manipular su moneda, el yuan, para beneficiar sus exportaciones.

En el marco del diálogo de ayer y hoy, China y EE UU firmaron ocho acuerdos de implementación energética e innovación ambiental. Los acuerdos implican una cooperación de 10 años en materia de energía limpia y eficiente en sectores como el eléctrico, transportes, recursos acuíferos, medio ambiente y bosques.