Bolsa de Nueva York

La lentitud del rescate al sector motor hace caer a Wall Street un 2,51%

La Bolsa de Nueva York perdió la paciencia y se llegó a dejar un 3,8% en la última hora de sesión. La mala situación de los fabricantes de automóviles, en particular la de General Motors afectó mucho a la confianza de los inversores, que ven como el Gobierno deja abandonada a su suerte a una de las empresas más importantes del país. El Dow Jones moderó la caída en los últimos minutos y cedió un 2,51%

La tardanza del paquete de rescate para las grandes empresas de automóviles, está empezando a convertirse en un actor principal de las sesiones de Wall Street. La enésima ponencia ante el Congreso de los tres gigantes de Detroit para pedir ayuda, parece no terminar de convencer a los inversores, que hoy han castigado duramente a los principales índices. El Standard and Poors 500 retrocedió un 2,93% y se sitúo en los 845 puntos, por su parte el selectivo tecnológico Nasdaq restó un 3,14% hasta los 1.445 puntos.

Tras dos jornadas de subidas en las que los inversores veían cercana la ayuda a las grandes empresas automotrices, la indolencia del Congreso de EE UU ante los problemas de liquidez de las empresas de Detroit parece haber impacientado definitivamente a los inversores. En una sesión en la que la estabilidad fue la nota predominante durante gran parte de la misma, los inversores decidieron ordenar una avalancha vendedora en la última hora al no recibir noticias desde el Congreso.

Mientras tanto y durante toda la jornada, las empresas fabricantes de coches desfilaron por el Congreso pidiendo un nuevo auxilio con el objetivo de obtener una inyección de 34.000 millones de dólares. El escepticismo de los congresistas y las derrotistas declaraciones desde General Motors aceleraron las pérdidas en los parqués, según algunos analistas de Wall Street. El presidente de la patronal automovilística estadounidense se refirió a la situación de GM y advirtió que "Sin ayudas, es posible que GM no llegue al próximo mes". Hoy la empresa de Detroit se dejó un 15,71%

DOW JONES 29.083,54 -0,35%

El resto del abanico empresarial estadounidense no está mucho mejor y continúa anunciando importantes recortes de plantilla. La empresa química Du Pont confesó que despedirá a 2.500, mientras que la empresa líder del sector de la telecomunicaciones en EE UU, AT&T anunció un reajuste de plantilla de 12.000 puestos de trabajo.

Ante este panorama, solo cuatro empresas del Dow Jones se salvaron de las pérdidas, McDonalds ganó un 2,17%, Home Depot un 2,07% y Wall Mart un 1,25%. Además de General Motors, las mayores pérdidas las protagonizaron Alcoa y Bank of America, que se dejaron un 13,24 y un 6,98% respectivamente.

El mercado de materias primas se sigue depreciando y en especial los futuros del petróleo Texas, de referencia en EE UU. El precio de barril de crudo cayó un 6,7% y cerró la jornada con una cotización de 43,67 dólares por barril, niveles de enero de 2005.

Para la jornada de mañana, los inversores deberán estar de nuevo atentos a la evolución de las ayudas del sector motor, y sobre todo a informe de empleo correspondiente a noviembre, para el cual las expectativas son bastante pesimistas.