Crisis financiera

Los accionistas belgas de Fortis rechazan a Davignon y al nuevo equipo directivo

Los accionistas belgas de Fortis han rechazado a la candidatura de Etienne Davignon como el nuevo presidente del consejo de administración, por lo que renunciaron al nuevo equipo directivo del grupo financiero.

La asamblea general de accionistas en Bruselas votó en contra del nombramiento de Davignon por un estrecho margen (sólo obtuvo el 49,91% de los votos), lo que significa que la actual dirección seguirá en función hasta una nueva asamblea, que posiblemente se celebrará en febrero.

En la junta celebrada ayer en Utrecht, los accionistas holandeses aceptaron a tres de los cinco candidatos -Davignon, que sería el nuevo presidente del consejo, Louis Cheung Chi Yan y Karel de Boeck-, pero rechazaron al actual vicepresidente, Jan Michiel Hessels, y al ya miembro del consejo de administración Philippe Bodson.

El nuevo equipo directivo podía formarse con sólo los tres miembros aceptados, pero debían recibir el respaldo de los accionistas belgas para ser confirmados. El nombramiento de Karel de Boeck como nuevo consejero delegado sí se ha aprobado con el 67,3% de los votos a favor y será agregado al actual equipo directivo. También Cheung, propuesto como administrador, convenció a una mayoría de los accionistas con el 86,13% de votos a favor y también permanecerá en funciones en el equipo.

Al igual que ayer en Utrecht, los accionistas belgas rechazaron las candidaturas de Philippe Bodson (40,78% de votos a favor) y Jan-Michiel Hessels (43,77%), aunque ambos seguirán en el actual consejo de administración de Fortis. "La asamblea general debía nombrar como mínimo tres nuevos administradores para que Fortis pudiera seguir adelante con un nuevo directivo y esto no sucedió", ha resaltado Hessels ante la asamblea de accionistas.

Los actuales responsables de Fortis fueron recibidos a su llegada a la reunión con abucheos, silbidos y gritos de "golfos" por parte de algunos de los asistentes. La asociación de defensa de accionistas minoritarios Deminor presentó a continuación una lista alternativa a la de la dirección, pero su petición fue rechazada al comienzo de la reunión por Hessels.

Más de 10.500 accionistas estaban presentes o representados en la asamblea general, donde el vicepresidente de Fortis ha admitido que el directivo del grupo bancario había cometido errores en los últimos meses, como en la compra del holandés ABN Amro junto con el Santander y el Royal Bank of Scotland.

"El precio para ABN Amro era equitativo en el momento de la adquisición, pero visto después era demasiado alto y el momento no era oportuno", ha explicado Hessels, según recoge la agencia Belga. Además admitió a que "la comunicación del 26 de junio"- en la que se anunció una ampliación de capital y otras medidas para mejorar la solvencia de Fortis- era "mala", dado que habían "subvalorado el efecto de este comunicado sobre los accionistas", y "causó una ruptura de confianza".

El ejecutivo también hizo hincapié en que una mayoría de accionistas respaldó la adquisición de ABN Amro -una operación que complicó la situación financiera de Fortis, en un contexto de crisis global- y la posterior ampliación de capital.

El grupo Fortis fue desmantelado entre septiembre y octubre ante la amenaza de quiebra por la crisis financiera, y los activos bancarios de Holanda pasaron a manos del Estado holandés (junto con su parte de ABN Amro).

Por su parte, los gobiernos de Bélgica y Luxemburgo decidieron, tras nacionalizar la entidad, vender casi todo el negocio bancario (75 y 67 por ciento, respectivamente) y las actividades de seguros en Bélgica al banco francés BNP Paribas, reservándose una minoría de bloqueo. Ahora, bajo control del grupo Fortis sólo queda la división internacional de seguros y una participación del 66% en la entidad que reúne la cartera de productos estructurados.