Movimientos corporativos

Sacyr vende Itínere y mantiene la negociación para salir de Repsol

La venta del 90,1% de la gestora de infraestructuras Itínere a Citi, que culminó ayer, es un balón de oxígeno para Sacyr. La constructora recaudará 7.887 millones, con los que recortará la deuda financiera hasta 12.476 millones y recomprará activos en construcción o en primeras fases de explotación para crear Sacyr Concesiones. Sacyr mantiene el plan para transferir el 20% de Repsol a Lukoil.

Sacyr ha desterrado el temor a la suspensión de pagos con la venta de Itínere a Citi Infraestructures Investors, fondo de Citigroup dirigido por Juan Béjar. El grupo que preside Luis del Rivero ha firmado una operación a varias bandas con la que recaudará 7.887 millones. El acuerdo, adelantado por CincoDías, cristalizó en la madrugada del lunes con la intermediación de Mediobanca y tras sortear múltiples escollos legales. Sacyr cede sus activos muy por debajo del precio que estimó a principios de año: en 18,5 veces el Ebitda de Itínere frente a las 26 veces en que tasó su filial antes de la fallida OPV de abril. Pero, acuciada por los vencimientos de sus créditos, la constructora no estaba en disposición de tensar la cuerda.

De los 7.887 millones, 2.874 millones corresponden a la valoración de los activos y 5.013 millones a la deuda neta asumida por el fondo. Cerrada la operación, el endeudamiento financiero de Sacyr cae hasta 12.476 millones (un 37% menos que el pasado 31 de diciembre). Una cifra muy por debajo de la que presentan rivales como Ferrovial (28.955 millones) y Acciona (17.543 millones).

Solucionado el frente de Itínere, el grupo se queda con su filial de servicios Valoriza, pero sigue negociando la colocación del 20% de Repsol, con el que pretendía recaudar otros 6.840 millones. Fuentes cercanas a la operación aseguran que la empresa podría colocar la mitad de sus acciones debido a que sus bancos acreedores habrían rebajado la cantidad que están dispuestos a prestar a la petrolera Lukoil. Así, los rusos se quedarían con un 10% de Sacyr, algo más de un 5% de La Caixa, el 1,1% en manos de Caixa Catalunya y el 2% de Mutua Madrileña. Hasta un 20% frente al 29,9% que se pretendía inicialmente. También el precio sería inferior a los 27 euros reclamados originalmente, dado que los rusos han rebajado su oferta a 22 euros tras las exigencias de avales de los bancos.

REPSOL 11,16 1,75%
SACYR 2,18 -0,73%

Tras poner al corriente a la CNMV, se abre un calendario que llevará la desinversión en Itínere al primer trimestre de 2009. En primer lugar, Citi deberá lanzar una opa por el 100% a 3,96 euros por acción. Sacyr contestará con el traspaso del 42,83% de sus acciones en Itínere -controla l 90,1% del capital-. Una vez liquidada la oferta, la constructora entregará otro 11,58% del capital de su filial al mismo precio. Y, finalmente, un 8,34% de los títulos en poder de Sacyr caerán en manos de BBK y Caja Vital como pago de la opción de salida que mantienen como partícipes de Itínere.

Sacyr dice que ha traspasado los activos más maduros. Y es que el contrato fija la recompra de 24 concesiones, entre autopistas, hospitales e intercambiadores de transportes, por 450 millones, más 750 millones de deuda. Esas concesiones seguirán bajo el paraguas de Sacyr a través de la nueva Sacyr Concesiones. La oferta de Citi ha sido posible gracias a que Abertis y Atlantia alivian su inversión con la compra de 11 autopistas por 2.019 millones, incluida la deuda.

Sacyr y su dedua

¦bull; Sacyr se quitará de encima 5.013 millones de deuda adosada a Itínere, más 563 millones de la compra de Europistas. La deuda bajaría hasta 12.974 millones y a Sacyr le restarían 2.311 millones en efectivo de la venta de Itínere.

¦bull; Sacyr usará otros 498 millones para paliar deuda corporativa y dejar la cifra en 12.476 millones; se reserva 450 millones para recomprar 24 activos a Citi y tendrá otros 1.363 millones para atender futuros compromisos financieros.

Abertis inyecta 100 millones a su Ebitda tras invertir 1.021 millones

Abertis ha consolidado de un plumazo su participación en tres importantes concesiones en las que alcanza el 100% del capital: se ha hecho con el 50% de la Autopista Vasco Aragonesa (AP-68), de 294 kilómetros y con periodo de concesión hasta 2026; compra el 75% de la sociedad chilena El Elqui, titular de la carretera Los Vilos-Serena, de 229 kilómetros; y logra el control total de Rutas del Pacífico, otro peaje chileno de 131 kilómetros entre Santiago y Viña del Mar, con la adquisición del 50% en poder de Itínere.

Las tres incorporaciones sumarán unos 100 millones anuales al Ebitda de Abertis tras una inversión de 621 millones -tiene financiación de seis bancos- y la asunción de 400 millones de deuda (1.021 en total).

Desde la firma controlada por ACS y La Caixa se argumenta que su ratio deuda/ Ebitda, situado en 5,5 veces, no sufrirá deterioro alguno al encontrarse la media de las tres participaciones por debajo de 5 veces.

Atlantia gana posiciones en Suramérica por 998 millones

Atlantia, la segunda firma que ha pactado con Citi para aliviar el peso de su inversión en Itínere, se queda con ocho participaciones en autopistas suramericanas (cuatro en Chile y una brasileña) y portuguesas (participaciones minoritarias en tres carreteras de peajes). En total son 936 kilómetros a cambio de 420 millones en efectivo y 578 millones en créditos relacionados con las autopistas. Los vencimientos de las concesiones expiran entre los años 2021 y 2044.

La concesionaria italiana prevé el cierre de la transacción en el primer trimestre de 2009. Sus estimaciones económicas pasan por sumar a sus ventas unos 165 millones de euros, de los que 102 millones engrosarán el beneficio bruto de explotación.

La cúpula de Atlantia ha valorado que 'se obtiene un alto rendimiento a cambio de una inversión razonable', dijo ayer el consejero delegado de la compañía, Giovanni Castellucci.