Ataque en Bombay

Comienza la evacuación de los rehenes del hotel Oberoi de Bombay

Los personas que se encontraban retenidas en el hotel Oberoi de Bombay, cuya cifra se estima en 170, han empezado a ser evacuadas, después de que el Ejército indio irrumpiese esta madrugada en sus instalaciones para aplacar a los terroristas. Entre los rehenes atrapados en este hotel se encuentran dos empresarios españoles, Álvaro Rengifo, de Isolux, y Alejandro de la Joya, de Ferrovial.

Rengifo, director de Construcción Internacional de la empresa española Isolux-Corsán, continúa en el interior del hotel Oberoi, donde han empezado de nuevo los disparos. "No podemos hablar. Estamos bien. Han empezado de nuevo los tiros", ha susurrado a Efe en conversación telefónica y no ha aclarado si el otro empresario español se encuentra también con él.

La operación militar se ha realizado de forma simultánea en los dos edificios que aún seguían en poder de los asaltantes. Efectivos especiales han saltado desde un helicóptero al tejado del Nariman House, en cuyas inmediaciones se ha oido un fuerte tiroteo, según testigos citados por la agencia Reuters. En este complejo residencial, que posee una sinagoga en su interior, unos seis terroristas mantienen retenidos a diez ciudadanos israelíes.

La capital financiera de India continúa viviendo momentos críticos, después de que el miércoles unos 25 terroristas asaltaran dos hoteles de lujo de la ciudad, el Oberoi y el Taj Mahal. Desde el inicio de la violencia 130 personas han muerto y más de 300 han resultado heridas.

En el otro hotel asaltado, el emblemático Taj Mahal, de 105 años de antigüedad, un terrorista podría mantener a dos personas retenidas, ha informado un alto cargo del Ejército indio a Reuters. El resto de los rehenes, turistas y personal, de este hotel fueron liberados horas antes. La mayoría de los terroristas implicados en el ataque a este complejo, que ofrecieron una fuerte resistencia, han muerto tras los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Confusión sobre la autoría de los ataques

En un principio, la autoría de los atentados se atribuyó a la organización islamista Deccan Muyahidiny, que había reivindicado las acciones. Sin embargo, tres de los terroristas detenidos en el transcurso de la contraofensiva del ejército indio han confesado ser miembros de la célula rebelde con base en Pakistán, Lashkar-e-Taiba (Ejército de los Puros), según ha informado el diario 'Hindu'. Lashkar-e-Taiba, uno de los grupos milicianos islamistas más influyentes en Asia, había negado este jueves su implicación en los atentados.

El primer ministro, Manmonah Singh, en una comparecencia ante la nación, ha condenado los ataques y ha manifestado que su Gobierno tomará "las medidas necesarias para defender la seguridad" de los ciudadanos. Además, ha señalado a terroristas llegados de fuera del país como responsables de la matanza. Algunas fuentes militares apuntan directamente a Pakistán, aunque ese país niega las acusaciones.

Víctimas de varias nacionalidades

Entre el más de centenar de muertos en esta oleada de ataques hay varios extranjeros, entre los que se ha confirmado la presencia de un ciudadano británico, cuatro australianos, un italiano y un japonés. Además, el Departamento de Estado de EE UU ha informado de que hay tres norteamericanos entre los heridos. Entre los heridos por los ataques se encuentra un matrimonio español, formado por Rafael Deaux y María Rosa Romero. Ambos continúan hospitalizados con pronóstino leve y su salud no corre peligro.

La mayor parte de los miembros de las delegaciones empresariales madrileñas que se encontraban en Bombay, unas 60 personas, regresan ya hacia España en un vuelo fletado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y las fuerzas armadas. El resto partirá mas tarde en un avión francés.

En los sucesos se han visto envueltos la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y la delegación que la acompañaba en su visita, junto a un grupo de parlamentarios europeos entre los que se encontraba el español Ignasi Guardans (CIU). Aguirre, que ha salido ilesa -así como Guardans-, fue evacuada de la zona de conflicto y ha llegado este jueves por la mañana al aeropuerto de Barajas (Madrid).