Telecomunicaciones

La UE aprobará hoy la rebaja del 60% para los SMS en el extranjero

Los ministros de Telecomunicaciones de la UE aprobarán hoy la norma para rebajar hasta un 60% el precio de los mensajes de texto (SMS) enviados desde el extranjero, según fuentes de la presidencia francesa.

Con esta medida, que empezará a aplicarse el 1 de julio de 2009, los ciudadanos comunitarios que viajen a otros países de la UE pagarán un máximo de 11 céntimos de euro por SMS, frente a la media comunitaria actual de 29 céntimos. En el caso de España, el precio medio en estos momentos es todavía más elevado, de 40 céntimos.

La iniciativa para rebajar el precio de los SMS, presentada por la Comisión el pasado 23 de septiembre, ha recibido un amplio apoyo de los Estados miembros. Aunque no todos los países están conformes con los topes propuestos de Bruselas, la presidencia francesa ha decidido mantenerlos sin cambios en el texto de compromiso que debatirán los ministros porque son las cifras que generan mayor consenso, según las fuentes consultadas. El objetivo de París es lograr un acuerdo con la Eurocámara en primera lectura antes de marzo de 2009.

Algunos países, especialmente los nórdicos, pedían rebajar todavía más los precios. Frente a ellos, España y Portugal rechazan la iniciativa alegando que, al regular el tope máximo, no habrá competencia entre las operadoras sino que todas se situarán en el límite permitido, según explicaron fuentes diplomáticas. Además, el tope de 11 céntimos por SMS es inferior a la media de los precios nacionales para mensajes de texto en la UE, que está en 12,75 euros. La delegación española era partidaria de una rebaja gradual.

Por lo que se refiere a la transmisión de datos y el uso de Internet en itinerancia, la UE impondrá un tope de 1 euro por mega a las tarifas mayoristas (las que se cargan entre sí las operadoras). Pero además, y a petición de los Estados miembros, la norma obligará a las operadoras a avisar a los consumidores cuando su consumo supere los 50 euros, de manera que éstos puedan decidir si siguen con la conexión o la interrumpen, según las fuentes consultadas. El objetivo de esta salvaguarda es evitar facturas excesivas.

La norma prorrogará además tres años los topes que ya se aplican al precio de las llamadas de voz en el extranjero, que en principio tendrían que expirar en 2010. Los límites bajarán 3 céntimos cada año, de manera que en julio de 2012 la tarifa máxima para las llamadas realizadas en itinerancia caerá hasta 34 céntimos por minuto y para las recibidas hasta 10 céntimos (frente a 46 céntimos y 20 céntimos en la actualidad, respectivamente).

Además, Bruselas obligará a las compañías telefónicas a facturar por segundos y no por minutos todas las llamadas en itinerancia, tanto las realizadas como las recibidas, a partir del segundo 31. Hoy en día, los usuarios pagan un 24% más de los minutos utilizados al hacer llamadas y un 19% más en el caso de las llamadas recibidas.