Balance

WestLB gana 532 millones hasta septiembre

El banco público alemán tuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 532 millones de euros (686 millones de dólares) frente a la pérdida de casi 150 millones de euros (193 millones de dólares) un año antes.

WestLB informó hoy de que este resultado positivo fue posible gracias a las garantías de los propietarios. El banco germano prevé lastres contables el cuarto trimestre del ejercicio por la intensificación de la crisis financiera internacional.

El presidente de WestLB, Heinz Hingert, dijo en Düsseldorf (oeste) que debido al apoyo a tiempo de los propietarios, la entidad se encuentra en una situación mejor que muchos de sus competidores. Además, Hingert aseguró que WestLB necesita una inyección de capital en una entrevista que el diario "Börsenzeitung" publica en su edición de hoy.

Las necesidades financieras de WestLB son menores que las del banco de Baviera BayernLB (unos 10.000 millones de euros) y el de Baden-Württemberg (unos 5.500 millones de euros).

En los nueve primeros meses del año, WestLB sufrió unas depreciaciones de 232 millones de euros (299 millones de dólares) en valores respaldados por deuda. En el segmento mercados de capital, WestLB tuvo una pérdida de 555 millones de euros (716 millones de dólares) por la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehmann Brothers y su exposición a los institutos de crédito islandeses.

Los propietarios de WestLB acordaron a comienzos de febrero un plan para cubrir los riesgos y un nuevo modelo de negocio del instituto de crédito que se llevará a cabo hasta 2010.

WestLB traspasó carteras de valores de riesgo por 23.000 millones de euros (29.670 millones de dólares) a un vehículo financiero que será independiente de la entidad.

Los propietarios de WestLB, que son el Estado federado de Renania del Norte-Westfalia (oeste) y la Asociación de Cajas de Ahorro alemanas, financiaron este vehículo con garantías de 5.000 millones de euros (6.450 millones de dólares).

El Estado federado de Renania del Norte-Westfalia y las cajas de ahorros inyectaron 2.000 millones de euros (2.580 millones de dólares) para hacer frente a las pérdidas de 2007 y las depreciaciones en su cartera de valores.