Telecomunicaciones

Competencia cuestiona el acceso a la nueva red de fibra

La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) publicó ayer los informes, preceptivos pero no vinculantes, que ha remitido a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) con el objetivo de analizar el mercado de las telecomunicaciones desde el punto de vista de la competencia.

El análisis del organismo que preside Luis Berenguer concluye al analizar los mercados mayoristas de banda ancha que la posibilidad de acceder a las canalizaciones de Telefónica para que los operadores alternativos desplieguen sus redes de fibra óptica 'podría no ser suficiente para garantizar la continuidad competitiva en el mercado'.

Pero además la CNC coincide con Bruselas en considerar que no existe justificación para establecer una línea divisoria en la regulación dependiendo de la velocidad de los servicios de banda ancha. La CMT ha apostado por exigir que el operador dominante, en España Telefónica, permita el acceso de otros competidores a la infraestructura de canalizaciones de su red, pero sólo cuando sea de una velocidad de hasta 30 megabytes por segundo. Por encima de esa capacidad, la CMT considera que la competencia debe ser libre y que cada operador debe construir su propia red.

La CE manifestó a mediados de este mes sus dudas respecto a la compatibilidad de esta decisión con las normas comunitarias sobre acceso mayorista a la banda ancha.

La CNC considera que 'en ausencia de un análisis dinámico y de datos adicionales para llegar a esta conclusión', no se ha justificado que los servicios de banda ultra-ancha pertenezcan a diferente mercado de referencia que los de velocidades inferiores 'ni que, en su caso, la línea de división deba estar en velocidades superiores a 30 megas'. Competencia cree que la decisión de la CMT de establecer la división del acceso a las canalizaciones de Telefónica o la obligación de despegar redes propias en función de la velocidad 'puede no ser apropiada', ya que en este sentido el despliegue de las redes de fibra de Telefónica 'será previsiblemente mayor y los servicios de desagregación de bucle utilizados por los operadores alternativos para competir, se verán limitados por este despliegue'.

Más cautelas respecto a la tecnología IP

Los análisis de la CNC sobre el mercado de las telecomunicaciones aconsejan entre otras cuestiones 'incluir mayores cautelas' en cuanto a la modificación de la red de Telefónica asociada a la introducción de tecnología IP 'para garantizar que no tiene efectos anticompetitivos sobre el resto de operadores'. La CNC cree también conveniente mantener la obligación de que la cuota mensual de abono de la línea telefónica sea uniforme y nacional sin permitir variaciones geográficas.

Telefónica aseguró ayer que no opina sobre las decisiones o las manifestaciones de los reguladores.