El horizonte de la crisis

El PIB caerá un 1% en 2009, según Intermoney

La economía española se contraerá un 1% en 2009, mientras que la tasa de paro se aproximará al 17%, según las estimaciones de la firma de consultoría Intermoney.

Durante la presentación del estudio 'De lo financiero a lo real', el economista jefe de la firma, José Carlos Díez, aseguró que España "ya está en recesión" y que la economía experimentará un retroceso trimestral del 0,5% en los tres últimos meses del ejercicio, que se unirá a la caída del 0,2% en el tercer trimestre.

"Nos preocupa mucho el 2009, pero el ajuste se está produciendo ya", aseguró Díez, que puso en duda que la evolución pueda ser "a peor", aunque no descartó que la situación pueda permanecer en este mismo estado durante un tiempo.

Respecto al empleo, el economista jefe de Intermoney señaló que la destrucción de puestos de trabajo experimentará una mayor intensidad a partir de ahora, situación que se mantendrá, sobre todo, hasta Semana Santa.

Además, concretó que los servicios serán los que más empleo destruyan y que, aunque lo harán en menor proporción que la construcción o la industria, su impacto numérico será mayor, porque es el sector que da trabajo a un mayor número de españoles.

En referencia a la inflación, Díez consideró que se situará en tasas muy bajas durante el 2009, incluso próximas al 0%, aunque calculó que el promedio del año estará en torno al 1%.

Por este motivo, auguró que el diferencial con la Unión Europea estará muy cerca del 0%, lo que permitirá que España gane en competitividad, aunque no logrará el nivel necesario porque, en su opinión, para conseguirlo serían necesarias "reformas estructurales".

En este sentido, y en referencia a la bajada de impuestos anunciada por el primer ministro británico, Gordon Brown, el economista jefe de Intermoney consideró que sí es necesario disminuir la presión fiscal, aunque indicó que lo más adecuado sería reducir las cotizaciones a la Seguridad Social en vez de optar, por ejemplo, por bajadas del IVA.

Por lo que respecta a la salud del sistema financiero español, Díez indicó que la morosidad llegará a niveles del 6%, pero aseguró que son tasas "con las que se puede vivir" gracias, especialmente, a que España se encuentra dentro de la Unión Monetaria.