Política monetaria

Solbes: Vamos en la buena dirección para una bajada de tipos

El ministro de Economía, Pedro Solbes, consideró hoy que "vamos en la buena dirección para una bajada de tipos", gracias a que la reducción de los precios de los carburantes y los alimentos están permitiendo volver a una inflación "más normal" en toda la zona euro.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Solbes calificó de "buena noticia" el que la tasa interanual de inflación se haya reducido en noviembre 1,2 puntos, hasta el 2,4%, según el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA).

Asimismo, la inflación en la zona euro registró en noviembre un brusco frenazo, al bajar al 2,1% en tasa interanual desde el 3,2% de octubre, según el primer cálculo que hoy difundió Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

Estos datos sitúan el diferencial de España con la zona euro en 0,3 puntos, el menor registro desde octubre de 2001.

Según el titular de Economía, la reducción del IPCA se debe sobre todo a los carburantes, que han restado hasta 1 punto a la cifra total de inflación, en tanto que los alimentos han supuesto sólo 0,2 puntos de bajada.

Estas cifras y las del conjunto de la zona euro permiten pensar, para Solbes, que "vamos en la nueva dirección" para poder adoptar otra bajada de tipos de interés, una posibilidad que ya anticipó el miércoles pasado el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet.

Además, según el ministro de Economía, un recorte de tipos favorecerá la tendencia a la baja del Euribor en los próximos meses, lo que tendrá un impacto "positivo" en la morosidad.

El Euribor ha cerrado noviembre con una media del 4,350%, lo que abaratará las hipotecas que se revisen en diciembre en 36 euros al mes (435 al año), la primera rebaja que se produce desde septiembre de 2005.

Según Solbes, de seguir esta tendencia a la baja, la reducción mensual podría alcanzar los 50 euros en enero.

A pesar de estas "buenas noticias", el vicepresidente segundo reconoció que la caída de la actividad económica es "evidente", lo que impactará en el déficit del Estado, que superará el 3% del PIB en 2008, porcentaje que no se reducirá ni en 2009 y tal vez tampoco en 2010.

Solbes recordó que en el seno de la Unión Europea ya se ha estudiado en qué supuestos, dada la coyuntura, tener un déficit superior al 3% del PIB no será motivo para que la Comisión Europea abra a ese país un procedimiento por déficit excesivo.

Entre estos supuestos están la caída significativa del crecimiento económico, que se deban adoptar medidas de naturaleza temporal para hacer frente a esa desaceleración y que las iniciativas permitan volver a una situación de déficit por debajo del 3%.

"Sin duda España tendrá que recurrir a esta situación de condiciones excepcionales y también la mayor parte de países de la Unión Monetaria", admitió Solbes.